Tensión en Santa Cruz: petroleros tomaron planta de YPF en Las Heras

Información General

Cerca de 500 petroleros rodearon el yacimiento de YPF en Las Heras 3 (LH3) e ingresaron a la planta deshidratadora, para rechazar la falta del pago de sueldos en cerca de 22 empresas contratistas.

Las contratistas, a su vez, dicen que no pagan los salarios porque YPF con cumple con los contratos. Así, se vivieron momentos de fuerte tensión cuando los petroleros decidieron ingresar al yacimiento que se encontraba en esos momentos custodiado por decenas de gendarmes que estaban en el interior de la planta, ubicada a 15 kilómetros de la localidad de Las Heras.

Según aseguraron los delegados, hubo tiros disuasivos de parte de los gendarmes, pero no se registraron heridos. Adentro, los cincuenta gendarmes que resguardan las instalaciones hicieron disparos al aire, lo que generó un clima de tensión en la zona ante la posibilidad que se desaloje a los manifestantes.

Un centenar de petroleros que se desempeñan en unas 20 empresas de servicios ingresaron por caminos alternativos al predio de la base "LH3" de YPF en Las Heras, sitiando las instalaciones y ocupando "lugares estratégicos" dentro de la base.

Los petroleros ocuparon la planta y cortaron el bombeo de crudo hacia el oleoducto. Claudio Vidal, delegado de los petroleros, confirmó la toma y aseguró que fue decidida en una asamblea realizada por cerca de "800 compañeros, ya que muchos estaban trabajando".

Vidal enumeró una serie de reclamos que abarcan a varias contratistas, de las que dijo "hay cierto abuso de las circunstancias". Aseguró que hay contratistas que a la fecha no han pagado los salarios de mayo, entre las que se encuentran varias importantes como Oil M&S, de Cristóbal López, que no abonó los sueldos, o el caso de Boland, que "debe 9.500 pesos en viandas".

A esto se le suman 15 despidos confirmados y el envío de 120 telegramas "intimando" que se presenten a trabajar, cuando se sabe que el acceso al yacimiento está bloquedo por los maestros" señaló el delegado de Quintana.

Sostuvo que "esa intimación es política, lo que buscan es que nos enfrentemos a los maestros y nosotros no lo vamos a hacer, al contrario, apoyamos el reclamo que hacen". Otro de los reclamos es el ticket de los sábados y que YPF suspenda la baja de equipos de perforaciones y torres que se encuentra por estas horas realizando, como en el caso de San Antonio Pride, que está bajando entre 10 y 12 equipos, indicó.

Esta decisión ya se conocía y provocó un encuentro entre diputados de la zona norte provincial, dónde se realiza la explotación hidrocarburífera y el presidente del Instituto de Energía de Santa Cruz, Juan Ferreiro.

Rubén Contreras, diputado por Caleta Olivia, aseguró que "sería una catástrofe que San Antonio desactive los equipos de perforación, ya que implicaría la pérdida de puestos de trabajo para más de 400 petroleros". La paralización del bombeo de la planta de LH3 implica frenar el 80 por ciento del bombeo de crudo que produce Santa Cruz y afecta en forma directa a Sinopec e YPF.

El ministro de Economía provincial, Diego Robles, aseguró que la situación financiera de la provincia es delicada, y es incierta la fecha de pago de los aguinaldos, ya que por los paros de abril y los bloqueos de mayo, se dejaron de recaudar 190 millones y se necesitan 170 millones para afrontar el pago del medio SAC.

Pérdida que se agrava a partir de la decisión de los trabajadores hidrocarburíferos, que reclaman a la Federación que "se ponga las pilas y llame a elecciones", en tanto que aseguran que hasta que no se dejen sin efecto los 15 despidos y los 120 telegramas de intimación, se pague los salarios caídos e YPF "deje de presionar a las empresas y a nosotros, no nos vamos a ir de la Planta", remarcó Vidal.

Dejá tu comentario