AMIA: el país al borde de romper relaciones con Irán

Judiciales

La política exterior que el gobierno de Néstor Kirchner defina en su nueva relación con Irán será determinante para procurar la detención de ocho ex funcionarios, entre ellos el ex presidente Alí Akbar Hashemi Rafsanjani.

El gobierno de Rafsanjani fue responsabilizado por el fiscal Alberto Nisman de haber planeado el ataque terrorista a la mutual judía AMIA, y el grupo Hizbollah como el brazo ejecutor.

La acusación de Nisman coloca a la Argentina al borde del cese de las relaciones diplomáticas y comerciales con el Estado iraní. Mientras la dirigencia judía local le reclamó al gobierno que denuncie a Irán ante Naciones Unidas y pida sanciones internacionales, en Beirut el diputado de Hizbollah en el Parlamento libanés Nauar Sahli negó que ese agrupamiento estuviese involucrado en el atentado cometido contra la mutual en julio de 1994.

  • Endurecimiento

    Fue en sintonía con el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, que anunció que demandará ante una corte internacional a la Argentina por sus acusaciones. La demanda sería tratada por el mismo tribunal que falló contra el país en el caso de las papeleras.

    Por lo pronto, en la Cancillería dejaron trascender la posibilidad de endurecer las relaciones con Irán en la mesa de la ONU, donde podría votar contra su polémico plan nuclear.

    Con su dictamen, de unas 800 páginas, Nisman sacó el problema de su fiscalía y lo depositó en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral. El juez será el encargado de despachar a Cancillería los exhortos reclamando a Interpol la captura internacional de los ex funcionarios. La tarea es complicadísima y ya antes no ha tenido buenos resultados. Existen algunos indicios sobre cómo actuará el gobierno una vez que el juez emita un pronunciamiento -se esperaen igual sentido a Nisman.

  • La Unidad Fiscal de Investigación - AMIA es una creación de este gobierno puesta en funcionamiento para recomponer las relaciones con el mundo judío cuando el ministro de Justicia era el santafesino Horacio Rosatti.

  • La denuncia lanzada por Nisman ocurrió un día despuésde la audiencia amistosa celebrada en Washington ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del caso AMIA. En esos tribunales se analiza la denuncia que hace algunos años había presentado la comunidad judía por la falta del esclarecimiento del atentado que provocó 85 víctimas. En marzo del 2005, la Argentina aceptó su responsabilidad en el fracaso de las investigaciones y el encubrimiento de este atentado.

  • La denominada «pista iraní» no es nueva. Ya la había investigado el destituido juez Juan José Galeano y el mismo Nisman había pedido la captura de los ocho ex funcionarios iraníes que la semana pasada volvieron a aparecer en su dictamen.

  • La Corte Suprema de Justicia también había tomado esa pista cuando investigaba el atentado a la Embajada de Israel. En esa pesquisa concluyó que Hizbollah había sido el brazo ejecutor.

  • El ex consejero cultural de la Embajada de Irán en la Argentina Moshen Rabbani es el vértice de una investigación que comprende a líderes y religiosos iraníes, que -según se afirma- forman parte de la «conexión internacional» del grupo proiraní Hizbollah o Partido de Dios.

  • Debajo de Rabbani aparecen los nombres de Hadi Soleimanpur, ex embajador de Irán en la Argentina, y Alí Fallahijan, jefe del servicio de inteligencia iraní. Figuran, además, Alí Khamenei, el máximo líder religioso de Irán; Imad Muugnieh, jefe del Hizbollah libanés; Karina Sain, una colaboradora de Rabbani, y Assad Ahmad Barakat, integrante de esa organización en la Triple Frontera.

  • Existen antecedentes sobre lo difícil que puede resultar pedir la extradición de algunos de los ex diplomáticos que fueron vinculados por Nisman en la voladura del edificio de la AMIA. Por caso, la de Soleimanpur, quien fue arrestado en agosto de 2003 en Londres y permaneció varios meses detenido hasta que el Reino Unido lo liberó bajo fianza, después de pagar más de un millón de euros.

  • Otro dato importante que servirá para medir el futuro de los vínculos Argentina-Irán. Las relaciones entre Buenos Aires y Washington estaban debilitadas desde el rechazo al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en la Cumbre de las Américas de 2005, en tanto que entidades influyentes como el Comité Judío Americano venían reclamando cada vez con más fuerza a Kirchner resultados en la estancada investigación por la AMIA. Ahora el gobierno de Kirchner espera la orden del juez Canicoba Corral para pedir el arresto de ex gobernantes de Irán.
  • Dejá tu comentario