Declaró el pintor acusado por el crimen de Dalmasso y negó que estuviera obsesionado con la víctima

Judiciales

Gastón Zárate, el pintor acusado de ser el autor del crimen de Nora Dalmasso, cometido en noviembre último en una casa del barrio Villa Golf de Río Cuarto, declaró ante los fiscales del caso y dijo ser inocente, según informaron el sospechoso y su abogado defensor, Enrique Zabala.

Zárate, de 27 años, llegó a las 10:00 a los tribunales de Río Cuarto acompañado por su madre, Shirley Barrionuevo, y el letrado Zabala y se presentó antes los fiscales Javier Di Santo, Fernando Moine y Marcelo Hidalgo, para prestar declaración indagatoria.

Zárate salió del despacho de los fiscales junto a su abogado defensor minutos antes de las 12:00 y dijo a la prensa que la acusación en su contra "está armada".

"Estoy tranquilo porque descargué todo lo que tenía que hablar. Tenía un poco de miedo ante los fiscales pero cuando les dije como era todo me sentí mejor", explicó el joven pintor.

Zárate contó que aclaró ante los fiscales que se trató de una broma cuando habló con el testigo conocido como "Carlitos", amigo del sospechoso, sobre quien había matado a Dalmasso.

"Eran las mismas (bromas) que hacíamos en la obra. Dije que Carlitos la había matado y él me dijo que había sido yo y así fue. Pero ya lo aclaré", dijo Zárate, quien reiteró que al testigo lo apretaron para que lo incriminara en la causa.

"También les expliqué sobre el incidente (violento) con mi mamá y entendieron como había sido", contó el sospechoso quien indicó que a raíz de ese hecho estuvo bajo tratamiento psicológico pero que lo abandonó porque la psicóloga le dijo "que no hacía falta".

Zabala dijo que su defendido, además del incidente con la madre, "declaró puntualmente sobre los teléfonos celulares, el famoso chip, también sobre lo de 'Carlitos' y los aprietes de la policía.

Los nombró todos, trajo una foto, dijo quienes eran y contó lo ocurrido cada día". En relación directa a su posible acceso a la casa del crimen, Gastón, señaló que todo fue urdido "por los investigadores. Armaron todo".

"Dijeron que habia entrado por la pérgola, por la parte de atrás y que me había trepado", dijo el imputado y añadió que una pisada suya fue hallada en el lugar porque "había estado pintando la pérgola y la pintura asfáltica estaba fresca".

Gastón le explicó a los fiscales "cómo pintó la pérgola, cómo entró, quienes eran los que pintaban y, específicamente, dijo que no fue el último en irse, quién se quedó y que la mucama cerraba todas las ventanas", dijo su defensor Zabala se refirió también a la muerte de Nora Dalamasso, y manifestó que "por lo que yo pude leer, que lógicamente surge de la acusación (ya que no tiene mayor acceso por el secreto de sumario), dice que murió por asfixia por estrangulamiento mixta entre el lazo de la bata y la mano".

"Y que fue accedida anal y vaginalmente, pero no hay ninguna lesión paragenital, y las lesiones genitales que se mencionan son esquimozas, que pueden ser propias de una relación intensa o prolongada en el tiempo, y por la experiencia que yo tengo, eso no me indica que se trate de una violación", precisó.

El abogado explicó que "relativizando todos los términos médicos, eso no se trata de una violación porque en una relación sexual intensa o prolongada en el tiempo, se producen irritamientos, se producen esquimozis.

"Las violaciones, son desgarros, de imen, desgarro de las paredes, más en la zona anal. Acá estamos hablando de fisuras en la zona anal, zona que tiene menor lubricación, menor dilatación, tiene otro tipo de lesiones, no las tiene y no las tiene él tampoco", puntualizó

Tras considerar que las evidencias "han sido mal valoradas", el letrado aseguró que las pruebas "son las mismas que presuponíamos, son ésas", al hacer referencia a que no alcanzan para probar la culpabilidad de su defendido Zárate fue detenido el viernes pasado por orden del Ministerio Público imputado de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal, homicidio calificado y hurto agravado" pero liberado un día después por la justicia.

En razón de ello, el pintor seguirá en libertad hasta que la Cámara Penal 2 de Río Cuarto se expida respecto de la apelación que presentaron los fiscales por la excarcelación que el juez de Control Daniel Muñoz le otorgó al imputado.

Mientras en el mismo edificio de los Tribunales riocuartenses, Carlos Curiotti, el amigo de Zárate que involucró con sus dichos al pintor, fue sometido a pericias psicológicas y psiquiátricas, ya que según su padre posee un retraso mental de unos siete años.

El fiscal Walter Guzmán consideró que los estudios son importantes "para determinar si el joven padece alguna disminución y si es vulnerable o no a las presiones".

En una causa paralela, Guzmán tomó declaración testimonial a tres empleados de la Unidad Judicial de Río Cuarto, como parte de la investigación de los supuestos "aprietes" a los que Curiotti habría sido sometido por parte de funcionarios policiales.

Dejá tu comentario