Defensor de Gerez va ahora contra fiscales

Judiciales

El abogado de Luis Gerez, César Sivo, sostuvo ayer que la Fiscalía de Escobar, que investiga el secuestro del militante kirchnerista, tiene «la misma lógica que los desaparecedores» porque instala la sospecha sobre la víctima y su entorno.

«Los desaparecedores, los torturadores, liberaban a algunas víctimas y eso también era una forma de muerte porque los transformaba en sospechosos, porque por algo ellos habían sido liberados y los otros no», señaló Sivo al cuestionar la decisión de la Fiscalía de investigar el entorno de la víctima.

  • Abatido

    En declaraciones a varias radios, el abogado dijo que «Gerez está abatido» por la decisión de investigar a su entorno, y consideró que la hipótesis de orientar la pesquisahacia sus allegados «no resiste el menor análisis».

    «Se persigue a los testigos del entorno de Gerez, se los cita en horarios difíciles y se los tiene declarando cantidad de horas para intentar construir contradicciones y puntos oscurosSivo salió a cuestionar así una de las líneas investigativas de la Fiscalía integrada por Irene Molinari, Paula Gaggiotti, Facundo Flores y Andrea Palacios, que comenzó a buscar en el entorno de Gerez para ver si encuentra allí alguna pista de su secuestro.

    «Creo que orientaron la investigación hacia ese lado por desconocimiento de cierto comportamiento de los testigos por causas de delitos de lesa humanidad», señaló el letrado, quien evitó avanzar sobre las versiones de que los investigadores estarían sufriendo algún tipo de influencia política.

    Según aseguró, «si tuviéramos alguna certeza de que hay elementos que permitan señalar algún manejo político sobre los fiscales pediríamos juicio político».

  • Contradicciones

    El primero en cuestionar el rumbo de la investigación fue el propio Gerez, quien la semana pasada aseguró que los fiscales «están embarrando la cancha», al quejarse por el hecho de que sus declaraciones judiciales fueron difundidas a la prensa.

    También protestó porque se pone en duda su relato sobre el secuestro y la tortura, y durante una entrevista radial realizada por Hebe de Bonafini preguntó: «¿Para que esto sea creíble tenía que aparecer con un ojo ensartado en una aguja de tejer?».

    Según trascendió, contradicciones entre los testigos ligadosal círculo íntimo de Gerez y los dichos del propio albañil son los principales elementos que orientan la investigación del caso. El último viernes se hizo un operativo en la casa de Mirta Praino, esposa de Gerez, en la localidad bonaerense de San Fernando, donde se incautó una computadora para analizar los mensajes que se encontraron en el correo electrónico.
  • Dejá tu comentario