Skanska: juez tras vínculos de gerentes y funcionarios

Judiciales

El escándalo por presuntas coimas de la empresa Skanska, que pone en jaque el sistema de obra pública del gobierno y que ya se cobró la salida de tres funcionarios de Néstor Kirchner sigue provocando sorpresas. La Justicia está interesada en establecer si los titulares de algunas de las 23 empresas que entregaron facturas truchas tienen alguna relación entre sí, con ejecutivos de Skanska o, eventualmente, con ciertos funcionarios públicos.

Además, puede que esta semana la Justicia trasla de la investigación hacia la Patagonia. Con más precisión, Neuquén. Sucede que en la pesquisa del juez Javier López Biscayart se habría detectado que las órdenes de pago de las facturas de las empresas fantasma habrían sido emitidas desde la sede de la administración de Skanska que está ubicada en Neuquén. Se sospecha que desde allí salieron también los cheques que sirvieron para pagar los 15 millones de pesos destinados al supuesto pago de sobornos. En la contabilidad habrían sido presentados como un caso más de evasión tributaria.

  • Paralelismo

    La causa que lleva adelante López Biscayart, basada en la presunta evasión fiscal tributaria, va en paralelo a la que encabeza el juez federal Guillermo Montenegro, centrada en el presunto pago de coimas a funcionarios para las obras en los gasoductos Norte y Sur.

    Aunque en apariencia distintas por el tipo de delito, las pesquisas de ambos jueces van en un mismo sentido. Podría decirse que se trata de una «operación pinza» para acorralar a las empresas que tuvieron algún tipo de relación con la local Skanska.

    En principio, existiría un informe de la AFIP que implicaría a ex gerentes de Skanska en causas abiertas por sobreprecios. La mayoría de ellas, relacionadas con la obra pública.

    Montenegro derivó esos casos a la Cámara Federal, que lo sorteó entre media docena de jueces, quienes rápidamente rechazaron involucrarse en una investigación de estas características. Ahora la Cámara dirá qué se debe hacer.

  • Evasión

    La mitad de esas empresas, a las que Skanska les compró facturas truchas para disimular supuestas «comisiones indebidas», también aparecería como «proveedora» de firmas que hicieron obras públicas. Según la investigación, esas empresas habrían evadido unos 50 millones de pesos. Se desconoce si fue una maniobra orquestada para favorecerse económicamente o si tuvo intención de ocultar supuestos pagos de sobornos.

    Sólo dos empresas principales que están siendo investigadas (Gotti SA y Eleprint SA) reúnen alrededor de 27 millones de pesos en facturación. Según un informe del ARI, Gotti es una de las mayores adjudicatarias de las obras viales y viviendas en la provincia de Santa Cruz.

    En tanto, Eleprint SA presta los servicios de ingeniería y construcciones de obras en áreas como electromecánicas, petróleo y gas. La preside Gustavo Weiss, integrante de la mesa directiva de la Cámara de la Construcción.

    Las mismas sospechas recaen sobre otras sociedades: Acquasa SA, ASM SA, Azuis SA, Berniers SA, Conaza SA, Coniseht SRL, Constructora La Nueva Argentina SA, Constructora Triple T SRL, Conumi SA, Daron Construcciones, Echo Argentina SA, Generart SA, Inargind, Cecchi y Gafforini, Metalúrgica Roldán, Nae de Larrsaro SRL, Obrytel SRL, Sol Construcciones SRL, Spital Hermanos SRL, Transportes Arcos Iris y Wikan Obras y Servicios.

    Con las pruebas de que disponela Justicia aún es imposibledeterminar hasta dónde llegarán las acusaciones y si alcanzarán o no a los más altos niveles del gobierno.

    El Ejecutivo intentó cortar por lo sano y echó a dos de los investigados, el director de Fideicomisos del estatal Banco Nación, Néstor Ulloa; y el jefe del Ente Regulador del Gas (Enargas), Fulvio Madaro.

    Otro funcionario, Raúl Rodríguez, del área de Planificación Federal, se fue sin que lo echaran.

    El jueves último, el juez Montenegro mandó a secuestraragendas y los discos rígidosque estaban en las oficinasde los funcionarios despedidos. Por lo pronto, ya ordenó un entrecruzamiento de llamadas.
  • Dejá tu comentario