El "hermano de alma" de Macri ahora confía en la Argentina y compra fábrica de celulares

Negocios

La empresa Mirgor compró la firma Brightstar y su operación de manufactura de teléfonos celulares en Tierra del Fuego.

Nicolás Caputo, “hermano del alma” de Mauricio Macri, decidió aportar por la Argentina, y en las últimas ahora su empresa Mirgor informó que concretó la adquisición de la firma Brightstar y su operación de manufactura de teléfonos celulares en Tierra del Fuego, bajo las licencias de las marcas surcoreanas LG y Samsung, así como de otros servicios complementarios en el país vinculados a la operación.

La firma estadounidense Brightstar había anunciado en los últimos días su decisión de desprenderse de sus operaciones en la Argentina como parte de una revisión de activos a nivel global, a pesar de lo cual los equipos de las marcas de celulares que desarrollaba seguirán siendo fabricados en el país.

“Nicky” Caputo es amigo de Mauricio Macri desde los tiempos de la secundaria en el Colegio Cardenal Newman. Los une una íntima amistad que cultivaron en paralelo con los negocios. En 1983, cuando Caputo fundó Mirgor para producir equipos de aire acondicionado para automóviles, se asoció con Mauricio y logró impulso como proveedor de Sevel Argentina, la empresa de Franco Macri dedicada a la fabricación y comercialización de autos Fiat y Peugeot.

Mirgor, que en la actualidad también se dedica a la fabricación de equipos de refrigeración domiciliaria, microondas y telefonía celular, informó en un comunicado que "luego de un profundo análisis técnico, económico e industrial concretó la adquisición de la firma Brightstar y su operación de manufactura de teléfonos celulares en Tierra del Fuego y servicios complementarios en el país".

Fuentes de la compañía informaron que la empresa, que es la principal fabricante de celulares del país, entre otras unidades de negocio con base en Tierra del Fuego, se hará cargo de los activos locales de Brightstar y confirmó la continuidad de los puestos de trabajo. En ese sentido, confirmó que "continuará desarrollando nuevos negocios y mantendrá activa y con sus pagos en orden a la cadena de proveedores de Brightstar".

Los mismos voceros ratificaron que con la operación, Mirgor pasará a controlar próximadamente el 50% de la fabricación de móviles en la Argentina.

"De esta manera Mirgor vuelve a demostrar su compromiso a largo plazo con el país y la industria nacional al dar un nuevo paso que apuesta a su crecimiento, inversión y desarrollo en la Patagonia argentina", afirmó la empresa en un comunicado.

La operación consistió en la adquisición del 100% del paquete accionario de Brightstar Argentina S.A. y de Brightstar Fueguina S.A, las que habían comunicado que "por razones estratégicas ha decidido desprenderse de sus inversiones en Argentina".

Las fuentes consultadas explicaron que "de acuerdo con las marcas que Brightstar representa en Argentina, se inició la búsqueda de una compañía que pudiese continuar con su actividad industrial y comercial", proceso en el que surgió Mirgor que tiene la experiencia y el know how propios del régimen de Tierra del Fuego.

Mirgor consideró "estratégico apoyar y apostar por el mantenimiento y desarrollo de la actividad industrial de Tierra del Fuego, además de fortalecer y proteger los puestos de trabajo que la industria genera en la Isla".

El grupo Mirgor ya contaba con unos 2.500 operarios en sus cuatro plantas de la provincia de Tierra del Fuego, donde además de celulares fabrica equipos electrónicos de consumo, unidades de climatización y de Infotainment para la industria automotriz, entre otras.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario