31 de octubre 2003 - 00:00

Alfonsín vs. piquetes y a favor de la prensa

Raúl Alfonsín provocó una ovación anoche en el estadio de Obras, cuando afirmó que se está «viviendo una democracia renga, porque se logró la libertad, pero no se logró todavía la igualdad, que es fundamental, esencial en cualquier concepción democrática». Desafiante, también dijo que estaba « totalmente de acuerdo con el Presidente (Kirchner) cuando tomó medidas con un grupo de piqueteros que no queremos que ande encapuchado, tirando piedras o rompiendo todo». Sin embargo, no todas fueron rosas para el gobierno. También lo amonestó, o pareció hacerlo, cuando se pronunció contra la censura y las presiones a la prensa. «Es mala la falta de libertad y es malo el inmovilismo», tronó.
El estadio de Obras resultó desbordado en el festejo radical por los 20 años del triunfo electoral de Alfonsín en 1983. Hubo muchas presencias que resultaron difíciles de identificar porque, además de los años pasados, hubo muchas barbas crecidas en unos casos y afeitadas en otros. Y, para levantarles el ánimo después de la debacle generada por la renuncia de Fernando de la Rúa, una locutora se ocupó de recordarles que la UCR cuenta en todo el país con 2.200 concejales y casi 700 intendentes, además de varios gobernadores y un nutrido lote de diputados y senadores nacionales. Es decir que, junto con el peronismo, son las dos únicas estructuras políticas que cubren todo el país, aunque el radicalismo gane en antigüedad porque anda por los 113 años de existencia.

En una improvisada y amplia platea instalada frente al escenario sobre el que habló Alfonsín, se pudo advertir la presencia de veteranos como Carlos Emérito González, Eduardo Pueyrredón, Adolfo Gass, Florentina Gómez Miranda y Luis León.

Sobresalían personalidades como Osvaldo Miranda y César Banana Pueyrredón
(que cantó a capella el Himno Nacional), antes de ser pasado un video que recordó aquellos días del triunfo de octubre del '83. No esquivaron el bulto los seguidores de Nito Artaza, lo mismo que su opositor interno Luis Brandoni -uno de los organizadores-, aunque los del primero desplegaron una enorme bandera del «Radicalismo de los Barrios» que debió ser plegada porque tapaba la emisión televisada. Para esa hora, ya se conocía que Néstor Kirchner había llamado por teléfono a Alfonsín para transmitirle su afecto y aprecio personal.

Horacio Jaunarena, Juan Octavio Gauna, Antonio Berhongaray, Marcelo Stubrin, José María García Arecha, Facundo Suárez Lastra, Gabriela González Gass, Ricardo Alfonsín, Ricardo Gil Lavedra, León Arslanian, Rodolfo O'Reilly, Eduardo Torres Avalos, Elba Roulet, Ernesto Cherquis Bialo, Aldo Neri, Daniel Olmos, Guillermo Tello Rosas, Ema Illia, la intendenta electa de Chascomús Liliana Decot, Norberto La Porta
(que llegó retrasado) y Graciela Fernández Meijide, entre otros, también eran parte de esta privilegiada platea, entre los que también pudo observarse a un sonriente Antonio Alegre, ex presidente de Boca.

Dejá tu comentario

Te puede interesar