Congreso despide 2020 con tensión: Diputados vota fórmula jubilatoria y Senado define guerra por aborto

Política

La Cámara baja debatirá la nueva forma de actualizar los haberes previsionales, con votos ajustados y oposición que rechaza la quita del parámetro inflacionario. En tanto, la Cámara alta discutirá sobre legalización de la interrupción voluntaria del embarazo -escenario parejo- y el plan de los "1.000 días".

Con el último aliento y legisladores del oficialismo y la oposición que aún se quejan por la desorganización e improvisación de temas a tratar durante el último bimestre del año, el Congreso finalizará mañana su 2020 y la prórroga de sesiones ordinarias -el período ordinario terminó el último día de noviembre pasado- con dos encuentros en recintos presenciales-mixtos de alto impacto. Por un lado, Diputados buscará desde las 11 la sanción definitiva de la nueva fórmula para actualizar las jubilaciones, mientras que más tarde -desde las 16-, el Senado definirá la guerra por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, y votará el proyecto denominado de “1000” días.

Más allá de las inminentes discusiones en ambas Cámaras, el Congreso seguirá abierto desde la semana próxima pero ya no con agenda abierta, sino con sesiones extraordinarias hasta fines de febrero, y con temario definido semanas atrás por el kirchnerista Alberto Fernández. Sin embargo, la presidenta del Senado, Cristina de Kirchner, ya dio varias señales a los bloques en cuanto a no reunirse en el recinto hasta, como mínimo, los últimos días de enero. Esta idea es compartida por Diputados, donde comanda Sergio Massa.

JUBILACIONES

El tigrense tuvo el fin de año más agitado por la cuestión jubilatoria, en una Cámara baja en donde el Frente de Todos ni su principal opositor, Juntos por el Cambio, tienen mayoría. El miércoles pasado, con el apoyo de peronistas cordobeses que responden al mandatario Juan Schiaretti, y los aliados más que habituales José Luis Ramón (Mendoza) y misioneros renovadores, el kirchnerismo firmó un dictamen de mayoría y sólo le resta blindar un puñado de provinciales silvestres que responden con asiduidad a los deseos del Ejecutivo.

La iniciativa en cuestión, que avala lo votado días atrás por el Senado, impone que haberes previsionales se ajustarán de manera trimestral con una mixtura de 50% de recaudación de ANSES y 50% de variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo.

La oposición, conformada entre macristas y lavagnistas, quedó en minoría durante el plenario de comisiones y cruzó fuerte al kirchnerismo por la quita del parámetro inflacionario y ajustes que continuarán a los realizados durante el corriente año, donde se congelaron los aumentos por el paquete de emergencias votado un año atrás y con subas otorgadas a través de decreto. A todo esto se sumará una potencial catarata de juicios, como alertó la legisladora del PRO Carmen Polledo.

En la previa al tratamiento de la nueva fórmula para actualizar las jubilaciones, la Cámara baja votará la autorización para que el Presidente pueda ausentarse del país durante 2021 por viajes de Estado. Luego, se analizará un acuerdo con el Gobierno de Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y su protocolo.

ABORTO

Como era de esperar, la aceleración de la discusión sobre el aborto reflotó la grieta existente que dejó el tratamiento del proyecto en 2018. Ahora, el esperado y demorado proyecto es mucho más pretencioso que en aquella ocasión, pese a los esfuerzos de senadores a favor de la iniciativa que no fueron escuchados en ese entonces ante una derrota segura. Los números se encuentran más emparejados para el debate de mañana, pero la definición dependerá de movimientos a último momento de especuladores que intentan cotizar su voto sobre una temática personal, basada en la ciencia o algún dogma.

Durante el fin de semana, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea, expresó que “no se puede ocultar el dolor ante el proyecto de ley” e instó a los legisladores a realizar “una serena reflexión”. También pidió que “no renieguen de sus convicciones más profundas”.

Dejá tu comentario