El primo del camarista que debe decidir destino de la causa es considerado víctima de espionaje en Lomas de Zamora 

Política

Rafael Llorens compareció ayer ante el juez Villena por el capítulo penitenciario del espionaje de la AFI durante el gobierno de Macri. El camarista Mariano Llorens se aprestaba a decidir si el tramo correspondiente al atentado contra Vila debía quedarse en Retiro. Ya se había excusado en la causa "cuadernos", donde su primo era imputado.

El tironeo entre Comodoro Py y el juzgado federal de Lomas de Zamora por quedarse con la megacausa por espionaje ilegal de la AFI investigado por el juez Federico Villena registró un hecho que obligará a los tribunales de Retiro a dilatar una decisión. Ayer al mediodía, compareció ante el magistrado –como una de las víctimas del espionaje penitenciario que fue revelado por Ámbito- el extitular de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Planificación, Rafael Llorens, quien estuvo detenido en el marco de la causa “cuadernos” en el penal de Ezeiza. Liberado en junio de 2019, Villena lo convocó a partir del hallazgo de elementos de espionaje adquiridos por el Servicio Penitenciario Federal e instalados en el módulo IRIC del penal. Pero esta situación modifica el panorama para lo que es la intentona de Comodoro Py por arrastrar a su territorio la investigación principal por el espionaje político durante el macrismo.

Quien debía tomar una decisión, que se esperaba para hoy mismo, era el camarista Mariano Llorens quien, aunque no mantiene relación, es primo del exfuncionario kirchnerista. Esto ya había generado que el juez se excuse de intervenir en “cuadernos”, donde era imputado. Ahora, en Lomas, es víctima, lo que podría generar una nueva excusación y que la definición entre en un impasse.

La discusión por la competencia entre Lomas y Comodoro Py comenzó con el pedido de inhibitoria que realizó Villena a su colega de Retiro Sebastián Ramos. Este magistrado tenía a su cargo el capítulo por el simulacro de atentado contra el ex AFI y Ministerio de Defensa José Luis Vila. De acuerdo a lo que pudo descubrir Villena, el narco Sergio “Verdura” Rodríguez fue reclutado por la AFI para realizarlo, y desde allí llegó a la red de espías orgánicos que hacían operativos clandestinos contra políticos y personalidades. Ramos no puso objeciones, al ser apenas un tramo del expediente que tiene Villena, pero el fiscal del caso Guillermo Marijuan no estuvo de acuerdo y apeló la decisión, reclamando como fuero de atracción Comodoro Py ya que toda la acción se habría pergeñado incluso desde las oficinas centrales de la AFI y bajo la conducción de las más altas autoridades, Gustavo Arrribas y Silvia Majdalani.

El camarista Mariano Llorens, como reveló Ámbito, le había solicitado a Villena acceder a los “autos principales” para definir la competencia. Esto significa básicamente que el juez le remita toda la causa completa, algo que hasta ahora se mantiene en un fuerte hermetismo a la par que se sigue citado víctimas. Pero con la novedad de la citación de Rafael Llorens como víctima, la resolución por el lado de la justicia porteña queda en una encrucijada: Si está involucrado su primo, ya sea imputado o víctima en este caso, aplicaría el criterio de excusación y podría tener que intervenir otro juez para establecer quien tiene razón entre la decisión de Ramos de mandar todo a Lomas de Zamora y la queja de Marijuan. El fiscal de Cámara Jorge Agüero Iturbe dictaminó en contra de lo dispuesto por el juez y apoyó el reclamo del fiscal dado que no se había accedido a la causa principal para saber si es más “amplia y compleja” como sostuvo Ramos.

Más víctimas

Mientras tanto, en Lomas continúa el desfile de víctimas que se pueden convertir en querellantes. Esta tarde a las 15, concurrirá Fabián De Sousa, el titular del Grupo Indalo y también exdetenido en el módulo IRIC durante casi dos años. Además de Llorens, ayer hubo otra víctima que asistió a la exhibición de pruebas virtual, a través de Zoom. Entre la ampliación de la nómina del juez de Lomas se encuentra Gerardo Ferreyra, del grupo Electroingeniería; el abogado de Lázaro Báez, Jorge Chueco; el referente de la comunidad Mapuche, Gabriel Cherqui; el actual intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza; y Juan José Calandri, actual auditor general porteño por la Coalición Cívica y uno de los asesores de Elisa Carrió, tal como reveló Ámbito el 12 de junio pasado cuando relató que un “lilito” había sido “objetivo” del espionaje.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario