30 de abril 2008 - 00:00

Eximen a De la Rúa por muertos en 2001

Fernando de la Rúa
Fernando de la Rúa
La Cámara Federal porteña revocó ayer el procesamiento de Fernando de la Rúa en la causa por los asesinatos de manifestantes, ocurridos el 20 de diciembre de 2001, cuando renunció a su cargo. La Sala II del Tribunal benefició al ex presidente con una falta de mérito al considerar que la Justicia no profundizó en la investigación para determinar su presunta responsabilidad.

De la Rúa había sido procesado en primera instancia por el juez Claudio Bonadío como presunto responsable de cinco «homicidios imprudentes» y 117 casos de «lesiones culposas». En la misma resolución, los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzun decretaron la nulidad de los procesamientos dictados contra ex jefes policiales de entonces, René

Derecho, Alfredo Salomone, Próspero Trezeguet y Daniel Mancini, quienes habían sido imputados por presunto «abuso de autoridad».

De esta manera, el ex secretario de Seguridad Enrique Mathov y el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos, entre otros, son los únicos que irán a juicio oral y público.

Para los jueces, no hay pruebas para acusar penalmente a De la Rúa por la muerte de los manifestantes Diego Lamagna, Carlos Almirón, Marcelo Riva y Gustavo Benedetto.

«No se ha avanzado en la causa en sentido incriminatorio hacia De la Rúa en todo este tiempo», durante el cual «sólo una medida de prueba ha sido practicada», según los camaristas. Además, aseguraron que «no resulta posible convalidar un procesamiento cuando no se ha modificado ni mínimamente el cuadro probatorio que existía cuando se resolvió que no hay suficiente mérito».

La Cámara resaltó que el únicoelemento que a su juicio podría comprometer a De la Rúa no fue investigado por la Justicia de Instrucción. Se trata de una supuesta reunión en la residencia de Olivos entre el primer mandatario y funcionarios «en la que se habría tomado la decisión de reprimir las manifestaciones», según declararon testigos en la causa. «Esta era la línea de investigación que se imponía profundizar para determinar responsabilidades exclusivamente de índole penal, y esa tarea nunca se encaró», advirtió la Cámara.

Los camaristas señalaron que «ninguna medida se dispuso para comprobar o descartar la existencia de aquella reunión o las actividades puntuales a las que el 20 de diciembre de 2001 se abocó el entorno presidencial».

A partir de ahora, el juez Bonadío deberá decidir si ordena nuevas medidas tendientes a profundizar la investigación en torno al ex presidente o bien da por cerrada la causa y envía a juicio a quienes ya tienen procesamiento confirmado.

  • Responsabilidad

    En el auto de procesamiento, Bonadío descartó que De la Rúa ignorase lo que ocurría en las protestas populares frente a la Casa Rosada, sede del Gobierno, y sus alrededores, que fueron reprimidas por la Policía.

    Pero los defensores del ex presidente argumentaron que él no ordenó la represión, sino que la disposición para que la Policía desalojara a los manifestantes provino del fuero de la Justicia Federal. Al respecto, insistieron en que «no era función de De la Rúa un control particular de la acción policial». El ex mandatario deslindó ante la Justicia su responsabilidad en los hechos al asegurar que se había enterado del accionar de los agentes de seguridad a través de las imágenes que transmitía la televisión.

    En marzo del año pasado, un tribunal condenó a quince y seis años de prisión a un comerciante y a un vigilante por dos homicidios perpetrados durante el estallido social, al cabo del primer juicio celebrado en este país por los hechos de violencia de 2001.

    Tras la renuncia de De la Rúa, se sucedieron en la Argentina cuatro presidentes en poco más de una semana, hasta que asumió Eduardo Duhalde, quien convocó a elecciones, que dieron la victoria en primera vuelta al ex mandatario Carlos Menem, aunque asumió la presidencia Néstor Kirchner al no presentarse el riojano al ballottage.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar