Más votos del Senado vs. Zaffaroni

Política

Eugenio Zaffaroni sigue encontrando escollos en el Senado, donde debe aprobarse su designación como ministro de la Corte, una vez que el Ejecutivo ratifique su decisión en formato de pliego en las próximas semanas.

Además de la oposición de la senadora de San Luis, Liliana Negre de Alonso, quien adelantó a este diario que votará en contra del acceso de Zaffaroni al máximo tribunal, se sumaron ayer severas objeciones de la duhaldista ortodoxa Mabel Müller, quien dejó traslucir que seguirá los pasos de su par adolfista (se cuidó en diálogo con periodistas radiales para no romper filas con el oficialismo). En sintonía con ambas, se ubicaría otra justicialista, la salteña Sonia Escudero, que exige la aplicación del cupo femenino en la cabeza de Tribunales. El correntino Angel Pardo también acompañaría esta corriente de opinión.

• Violación

La senadora del PJ bonaerenseevitó pronunciarse sobre la posición que adoptará en el recinto cuando se debata el diploma, si bien se explayó en serias críticas al polémico penalista. «Como madre y abuela, me resulta difícil aceptar algunos fallos de Zaffaroni, por ejemplo, el de un degenerado que violó a una criatura de 8 años, forzándola a practicar sexo oral», disparó Müller en alusión al caso Tiraboschi, uno de las causas que más irritan.

En diálogo radial, la legisladora advirtió que
«tomaremos todos los recaudos en comisión y seguiremos analizando en detalle los antecedentes de Zaffaroni». Agregó que «no consulté con Eduardo Duhalde» sobre la promoción del jurista, aunque no descartó hacerlo en el futuro. Dejó en claro que «no creo que, si votara en contra, esto vaya a ser tomado como un distanciamiento del gobierno de Néstor Kirchner».

Finalmente, señaló que «de ninguna forma, corresponde tratar el tema de Zaffaroni y condicionarlo a la disciplina del bloque (es decir, votar según lo que decida la bancada de conjunto)». Se inclinó por decretar la libertad de conciencia para que «cada uno vote de acuerdo con sus convicciones».

A puertas cerradas, varios legisladores atestiguan haber escuchado frases menos diplomáticas sobre Zaffaroni, de boca de Müller. «Yo este sapo no me lo trago», dicen que dijo en tono confidente a colegas del bloque PJ hace 2 semanas, en la última cita de bancada.

Dejá tu comentario