¿Cuáles fueron las proyecciones del primer presupuesto de Macri?

Política

El expresidente Mauricio Macri vaticinó números que, una vez finalizado su mandato, estuvieron alejados de los reales. La moneda extranjera cerró en $62,99.

Tal como lo indica la ley, Mauricio Macri, en su rol de presidente, había presentado el 15 de septiembre de 2016 su primer proyecto de Presupuesto Nacional para el periodo 2017 y en el mismo no sólo se animaba a asegurar números para el próximo año, sino también para el final de su mandato en 2019.

De acuerdo a las proyecciones de todo el equipo económico, al cumplirse dos años de Macri al mando del país el dólar iba a cotizarse a $ 17,92; mientras que para 2018, en $21,21; y para la culminación de su presidencia, $23,53.

Estos valores para la moneda estadounidense mostraron estar muy alejados de la realidad y llegaron a $62,99 en la última jornada que lo vio como jefe de Estado, el 10 de diciembre pasado, cuando cuatro años antes esa divisa cotizó en $9,85.

La inflación fue una de las promesas más fuertes que el exmandatario nacional repitió durante varias ocasiones en su campaña hacia la presidencia en 2015.

Como una forma de generar un pensamiento colectivo que lo acompañara en su objetivo, en 2014 apuntó en diálogo con la cadena de noticias CNN: "La inflación es la demostración de la incapacidad de gestión porque significa que uno no puede administrarse con los recursos que tiene”.

Luego, durante el debate llevado a cabo en la Facultad de Derecho, se comprometió a "bajar la inflación a un dígito” mediante "reglas claras".

En el proyecto de Presupuesto 2017 afirmó una inflación de entre 12% y 17%, 8% a 12% en 2018 y para el último año entre 3,5% y 6,5%.

El último año de su administración se registró una inflación acumulada de 53,8%, el nivel más alto en 28 años, de acuerdo a lo que informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

"La economía mejorará su tasa de crecimiento potencial convergiendo el crecimiento observado a tasas del orden del 3,5% interanual", aseguró en la norma y fundamentó que las acciones realizadas en el inicio de la gestión iban redundar "una mejora de la capacidad productiva de la economía, tanto de mediano como de largo plazo".

Asimismo, se contempló para 2017 un gasto total superior a los dos billones de pesos de los cuales más del 60% iba a ser destinado a servicios sociales y a un ambicioso programa de obras públicas, y otro 10% a la deuda pública.

En el texto también se planificó una suba de las importaciones sobre las exportaciones progresiva que arrojarían un déficit comercial de u$s -1.866 millones en 2017, u$s -3.800 millones en 2018 y u$s -4.929 en 2019.

Para las importaciones se estimó u$s 66.144 millones en 2017, u$s 72.680 millones en 2018 y u$s 73.919 millones. En tanto las exportaciones u$s 64.278 millones en 2017 u$s 68.880 millones en 2018 y u$s 73.919 en 2019.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario