21 de marzo 2024 - 18:04

Cumbre en Ferro: el peronismo se activa y los gobernadores definen roles en nuevo PJ

El Partido Justicialista sesionará este viernes. Aceptará la licencia de Alberto Fernández como presidente y elegirá nuevas autoridades. Los jefes provinciales tendrán un papel central.

Axel Kicillof, Ricardo Quintela, Sergio Ziliotto, Raúl Jalil y Martín Llaryora.

Axel Kicillof, Ricardo Quintela, Sergio Ziliotto, Raúl Jalil y Martín Llaryora.

El peronismo activará este viernes su plan de reconstrucción. Tras el largo invierno posderrota electoral y bajo la sombra de los 100 días de gobierno de Javier Milei, la dirigencia pasará a la siguiente fase y comenzará con la reorganización del movimiento.

Al calor de la coyuntura, el Partido Justicialista (PJ) no solo convocó a un congreso para definir sus próximas autoridades sino que también aceptó la licencia pedida por Alberto Fernández, su actual presidente. El cónclave se realizará en el Microestadio de Ferrocarril Oeste, en Caballito, y contará con representación de las diversas tribus.

Dentro del pelotón dirigencial, los gobernadores tendrán un rol preponderante. Territorialidad, caja y poder de fuego, tanto en el frente nacional como en el Congreso, son algunas de las cualidades que aportan los jefes provinciales en el entramado opositor.

Esta vez, sin embargo, la tropa llega diezmada. Sucede que el peronismo perdió siete provincias durante el 2023 (seis de ellas en manos de Juntos por el Cambio). Por eso las administraciones justicialistas que fueron revalidadas son consideradas un baluarte dentro del espacio.

Los gobernadores peronistas definen sus roles en el nuevo PJ

Sin ir más lejos, el formoseño Gildo Insfrán preside el Congreso del PJ, el máximo órgano del partido, y oficiará como anfitrión de la jornada. Hermético como en todas sus gestiones, Insfrán se mueve en silencio y evita la confrontación mediática con la gestión libertaria, aunque no pierde oportunidad de disparar sus dardos contra la Casa Rosada en cada acto público.

Hace algunas semanas, el mandamás se mostró con Miguel Ángel Pichetto y Guillermo Moreno, dos peronistas independientes a la estructura partidaria.

gildo-insfran-foto.jpg

Otro de los grandes accionistas es Axel Kicillof. Por ser el gobernador de la Provincia de Buenos Aires y por el fuerte contraste que antepone frente a Milei, sus movimientos son observados al detalle dentro del justicialismo.

Lo curioso es que, incluso después de haber sido reelecto por el 45% de los votos, el mandatario ni siquiera preside el poderoso PJ bonaerense. Ese cargo está en manos del diputado Máximo Kirchner y es motivo de disputas entre intendentes y otras corrientes del espectro oficialista provincial.

Ante las consultas de este medio, desde La Plata no manifestaban mayores expectativas respecto al encuentro. La dura pelea por los fondos con Nación -que incluyó hasta un llamado a la rebelión fiscal en Provincia por parte de José Luis Espert y del propio Milei- mantienen al gobernador atento a la gestión.

El riojano Ricardo Quintela es otro de los caciques que pudo revalidar en el pago chico. No menos beligerante que el bonaerense, Quintela enfrenta permanentemente su modelo con el de La Libertad Avanza (LLA). Reflejo de ello es, por ejemplo, la decisión de emitir su propia cuasimoneda para hacer frente a la motosierra.

A principios de año, el norteño dejó una definición de peso su concepción del PJ, al proponer una "amnistía" para aquellos dirigentes que se abrieron del espacio. “El peronismo tiene el deber y obligación de ordenarse. Hay que dictar una suerte de amnistía para que todos los peronistas vuelvan y nos juntemos en una gran mesa con conducción horizontal”, consideró meses atrás en diálogo con Futurock.

Dentro de las figuras a seducir, entrarían Pichetto, Florencio Randazzo y su coprovinciano Jorge Yoma. Expresiones de deseo, por el momento. Aunque con un perfil más bajo que sus pares de Buenos Aires y La Rioja, el pampeano Sergio Ziliotto también alza la voz contra el presidente Milei.

Actualmente el mandatario se mueve abroquelado a sus laderos de la Patagonia, un bloque que fue relanzado semanas atrás en Puerto Madryn y que, de la mano de la unidad de sus seis provincias, ya enfrentó abiertamente a la administración libertaria en más de una ocasión. Pesca, hidrocarburos, Coparticipación y energía son algunos de los ítems que agitaron los conflictos.

Más alejado de los focos de conflicto aparece el catamarqueño Raúl Jalil. Jalil está actualmente en la Ciudad. Este jueves, el gobernador y su vice, Rubén Dusso, mantuvieron un encuentro con el embajador de Indonesia en el país, Sulaiman Syarif.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/IndonesiainBA/status/1770883160370196952&partner=&hide_thread=false

El viernes dirá presente en Ferro. Actualmente, el dirigente de Unión por la Patria (UP) tiende puentes con el Gobierno y mantiene un vínculo aceptable. Por su potencial minero y la abundante presencia de litio, Catamarca es una importante fuente de recursos y divisas para la Argentina.

Osvaldo Jaldo (Tucumán), en tanto, dejó atrás la organicidad y ensaya una estrategia autónoma. El gobernador rompió con UP durante el debate por la ley ómnibus, formó un bloque de tres diputados propios llamado "Independencia" y ordenó votar a favor del proyecto oficial, desoyendo la estrategia parlamentaria del frente peronista. Incluso acompañó al ministro del Interior, Guillermo Francos, durante la conferencia que brindó poscumbre con los gobernadores en Casa Rosada.

FRancos Jaldo.jpeg

Lo cierto es que, más allá de esta fuga, el peronismo logró evitar diásporas mayores y sostiene la unidad. En Diputados y el Senado se anotó importantes victorias con los naufragios del proyecto Bases y del mega DNU. Algunos dirigentes consideran que su volumen irá in crescendo conforme se materialice el azote del ajuste sobre las clases medias y bajas.

Tal es así que hasta los partidos provincialistas, que mostraron su predisposición al diálogo con el Presidente una vez iniciado el mandato, ya empiezan a acercarse a estrategias más confrontativas. Gustavo Sáenz (Salta) y Hugo Passalacqua (Misiones), por caso, exploran ese camino. ¿Qué pasó en el medio? La motosierra.

Párrafo aparte merece el cordobés Martín Llaryora. Aunque pertenece al peronismo, el mandatario no estará presente en el congreso y reafirma la distancia del PJ de Córdoba con las conducciones nacionales del espacio. Si bien es una de las figuras en auge, que ya demostró que puede negociar e irritar por igual al Gobierno, el sucesor de Juan Schiaretti se mantiene al margen de la foto grupal.

Antesala del congreso del PJ

En la antesala del congreso peronista, Ricardo Quintela recibió en Casa de La Rioja, en la Ciudad, a ministros de Desarrollo Social de distintas provincias para abordar el impacto de la crisis económica en el territorio.

Estuvieron presentes Andrés Larroque, Buenos Aires; Diego Álvarez, La Pampa; Alfredo Menem, La Rioja; Gloria Giménez, Formosa; Fernando Anibal Meza, Misiones; Adriana Cristina Chapperon, Tierra del Fuego; Elba Willhuber, Chubut; Juan Pablo Muena, Río Negro; Lucas Castelli, Neuquén; Mario Mimessi, Salta; Ángel Hugo Nicolai, Santiago del Estero; y Jazmín María Victoria Macchiaveli, Santa Cruz.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/QuintelaRicardo/status/1770535168224198920&partner=&hide_thread=false

En el desagregado, se destaca la presencia de Chubut, la única provincia gobernada por Juntos por el Cambio (JxC) que participó del mitin. También de dirigentes provincialistas como los salteños, misioneros, santacruceños, rionegrinos y neuquinos.

Fruto del congreso en Ferro se espera que surja la composición de una mesa política donde tanto los gobernadores como el gremialismo, los intendentes y otros actores políticos del movimiento tengan representación. Algunos sectores sostienen que es el paso previo a una gran interna que revigorice al PJ y genere nuevos liderazgos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar