Kicillof extiende plazo y confía en cerrar acuerdo propio con los bonistas

Ambito Nacional

La quinta prórroga por dos semanas se anunció casi en simultáneo con el avance de la negociación con los acreedores de deuda soberana.

Axel Kicillof cerró un lunes con fuerte contenido pospandemia, al mixturar una nueva prórroga del canje bonaerense -hasta el 14 de agosto, y a la espera de un derrame a favor de Buenos Aires del principio de acuerdo por la deuda nacional- con una cumbre en la Casa Rosada para avanzar en las prioridades de desarrollo productivo de la provincia, que concentra a cerca del 40% de la población del país.

En una jornada intensa y febril en el plano nacional, Kicillof arrancó el día con la confirmación de la nueva extensión del plazo para adherir a la reestructuración de deuda bonaerense bajo legislación extranjera por u$s7.148 millones.

Todavía no habían trascendido de manera pública las novedades positivas de la pulseada de Martín Guzmán con los acreedores, pero cada paso que dio el mandatario estuvo coordinado con el Ministerio de Economía nacional.

“En este período continuaremos manteniendo conversaciones con los acreedores, a quienes les reiteramos el compromiso con las deudas asumidas, pero siempre bajo un esquema de repago que resulte sostenible en el tiempo”, aseguraron a este diario desde filas de la cartera de Hacienda y Finanzas, que conduce Pablo López.

Por la tarde, pasadas las 18.30, fue el turno de un encuentro en la Casa Rosada de Kicillof con el propio Guzmán y con los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Desarrollo Federal, Matías Kulfas. La cita estaba programada previamente, pero cobró redoblada relevancia en el marco de un día caliente por la suerte de la deuda nacional.

Allí el gobernador planteó los ejes de una agenda para el desarrollo de los bonaerenses, con foco estratégico en el plano productivo y con la mirada puesta en el necesario proceso de revitalización de la economía local tras la erosión de la pandemia, con financiamiento apuntalado desde Nación.

“Tenemos un ambicioso plan de obras de infraestructura como camino para la recuperación”, destacaron desde el entorno del gobernador a Ámbito, respecto de una ingeniería que ya elevó previamente a Alberto Fernández. “Pero ahora van a afinar más en las necesidades para el desarrollo productivo”, detallaron respecto de la reunión de ayer, además de remarcar que “logística e infraestructura son los dos ejes principales para el desarrollo productivo de la provincia”. “Necesitamos un plan de desarrollo integral y estructural”, enfatizaron.

La postal, en los hechos, representó el cierre del calendario de reuniones que los tres ministros nacionales mantuvieron en las últimas semanas con todos los gobernadores, en pos del diseño federal de prioridades de desarrollo por regiones, con foco en la infraestructura sanitaria y en un contexto marcado además por la imperiosa necesidad de optimizar los recursos.

En paralelo, Kicillof firmó con De Pedro un convenio en el marco del programa de Asistencia Financiera para la Emergencia Sanitaria, a través de un préstamo no reembolsable del CAF.

Prórroga

Por la mañana, el Gobierno bonaerense había anunciado la extensión hasta el 14-A del plazo para sumarse a la propuesta de reestructuración de deuda bajo legislación extranjera por u$s7.148 millones, que expiró el viernes.

Es la quinta prórroga que aplica en el canje ofertado el 23 de abril, en un proceso hilvanado en sus detalles finos con Guzmán. Y con vientos a favor desde ayer por las novedades positivas en el plano nacional, que Kicillof buscará capitalizar. La propuesta original incluye un período de gracia de 3 años, una quita de intereses de 55% y de 7% de capital y una extensión de los plazos de vencimientos, para reducir en $5 mil millones la carga total de la deuda en 2020-2030.

Dejá tu comentario