T. del Fuego sigue aislada por los piquetes chilenos

Ambito Nacional

Tierra del Fuego - La provincia volvió a quedar incomunicada ayer a la tarde a raíz de los bloqueos que llevan adelante maniofestantes chilenos en la zona del estrecho de Magallanes, en rechazo al aumento del precio del gas en ese país.

El nuevo corte anunciado es esta vez por tiempo indeterminado, por lo que la gobernadora Fabiana Ríos convocó anoche a una reunión de emergencia para encarar los eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran surgir. Es que el Estrecho de Magallanes es la única vía terrestre que comunica a la isla con el continente.

Más temprano, cerca de mil fueguinos que estaban varados en el estrecho de Magallanes habían logrado cruzar hacia el continente, luego de que manifestantes resolvieran en la noche del miércoles levantar el bloqueo a las rampas de acceso de las barcazas que efectúan el transporte marítimo entre ambos puntos.

No obstante, la preocupación se mantuvo todo el día ante la posibilidad de nuevos bloqueos. Ante ese escenario, Ríos se comunicó con su par de Santa Cruz, Daniel Peralta, para coordinar el intercambio de información y articular planes de asistencia, frente a un fin de semana de intenso movimiento turístico.

La protesta social -originada en un aumento en el precio del gas definido por el Gobierno trasandino- causa trastornos de toda índole a los habitantes de Ushuaia y Río Grande, que permanecen incomunicados por vía terrestre con el resto del país.

Antecedente

El miércoles, ante la presión ejercida por los ocupantes de más de 200 autos y 50 camiones inmovilizados en la zona de Bahía Azul, donde escasean los servicios y las provisiones, los manifestantes accedieron a abrir el paso, para volver a bloquearlo anoche.

El cónsul chileno en Ushuaia, Francisco Gormaz Lira, precisó las embarcaciones «trabajaron toda la noche» para cruzar a los automovilistas.

No obstante, el diplomático había advertido que el levantamiento de las medidas de fuerza «no es permanente» porque la situación seguía siendo conflictiva.

«Es lamentable, pero no podemos asegurar que los cortes no vuelvan a repetirse; estamos muy confiados en que las negociaciones se encaminen por la vía del dialogo, aunque nuestra recomendación a los fueguinos es que vayan monitoreando la situación antes de viajar», explicó el cónsul.

Frente a este delicado escenario, el gobierno fueguino recomendó no transitar hacia rutas de acceso a Bahía Azul, en la región de Magallanes, ante el retorno de los cortes de ruta y la caída del servicio de barcazas.

Anoche, la secretaria de Gobierno provincial, Eleonora De Maio, anticipó que Ríos enviaría nuevamente en las próximas horas a personal de Defensa Civil a la zona para realizar un relevamiento de la situación y atender eventuales necesidades de ciudadanos argentinos que resulten perjudicados por las protestas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario