Economía

Cachanosky: "La gente eligió al dólar, el peso está agonizando"

El economista descarta la posibilidad de "desdolarizar" por considerar que el peso es "una mercadería de muy baja calidad".

El economista liberal Roberto Cachanosky no cree que se pueda “desdolarizar” la economía argentina tal cual plantean economistas vinculados al próximo gobierno. Afirma que “la gente en Argentina eligió al dólar como moneda” y advierte que el actual signo monetario local, el peso, “está agonizando”.

Cachanosky responsabiliza de la baja demanda que tiene el dinero local a la dirigencia política y la baja calidad de las instituciones y considera que el país debería adoptar un sistema de “competencia de monedas” en la cual el público elija con cual divisa operar.

A continuación el diálogo que el economista mantuvo con Ámbito Financiero:

Periodista: Para hablar de desdolarizar la economía primero tendríamos que ver si la economía esta dolarizada...

Roberto Cachanovsky: Es que la gente ya eligió al dólar como moneda en la Argentina. Lo que pretende (Mercedes) Marco del Pont, por lo que leí, es imponer una mercadería que nadie quiere.

P: ¿Por qué la gente no quiere el peso?

R.C.: La moneda es una mercadería como cualquier otra y tiene demanda o no de acuerdo con la calidad de la demanda. Hoy el peso es una mercadería que nadie quiere.

P: ¿Se puede tratar de hacer que la gente demande pesos?

R.C.: Esto es como que alguien quiere vender una hamburguesa de mala calidad, que cada vez que alguien la come se intoxica y quiere imponerla que la gente la coma de cualquier manera, y no la va imponer.

P: Entonces el peso es un bien de baja demanda

R.C.: Con el peso para lo mismo. La gente no quiere el peso porque se deprecia permanentemente. Es una mercadería de muy baja calidad y por eso la gente eligió al dólar.

P: Es evidente que el público no quiere pesos por la inflación ¿Pero hay alguna cuestión de fondo en ello?

R.C.: El Banco Central fue creado en 1935. La inflación promedio anual desde ese año hasta 2018 fue del 56,3%. Si uno quiere saber cuál es la inflación acumulada, tiene que calcular: 1,533 a la 83, que es la cantidad de años acumulada, y eso nos da un número. Es 256.710 billones por ciento de inflación. Eso no puede entrar en la cabeza de nadie.

P: Por eso tuvimos tantos cambios de signo monetario..

R.C.: Sabemos que eso es disparatado. Nosotros tuvimos el peso moneda nacional, el peso ley 18.188, el austral y este que está agonizando. Este es equivalente a 10 billones de pesos de moneda nacional. Es un uno más 13 ceros. Eso es como para entender por qué la gente no quiere los pesos. El Banco Central emite una moneda de pésima calidad.

P: Es cierto, pero existen condiciones propias. El impacto que tiene el déficit fiscal en Argentina no es lo mismo que en Estados Unidos

R.C.: Estados Unidos emite una mercadería, el dólar, que está repartido por todo el mundo. Ellos pueden cobrar el impuesto inflacionario fuera de su territorio, sin que le pegue a sus empresas. Cuando en 1972 el presidente Richard Nixon terminó con la convertibilidad del dólar al oro, a partir de ese momento todas las monedas que circulan en el mundo son pedazos de papel, cuyo respaldo es la confianza que la gente tenga en el que imprime esa moneda

P: ¿De qué depende la confianza? ¿Argentina está a la altura?

R.C.: Empieza a depender de la confianza que la gente tenga en la dirigencia de ese país y en las instituciones, políticas, jurídicas y económicas. Si el respaldo de las monedas, del Euro, del Franco Suizo, depende de la confianza en la dirigente, deberíamos comenzar a preguntarnos si la dirigencia política argentina y las instituciones dan garantía de respaldar algo de calidad, un pedazo de papel que se imprime, que es papel y tinta. Si esa dirigencia y esas instituciones no generan confianza no pueden imprimir un pedazo de papel que se llame moneda.

P: Hay economistas que proponen una dolarización, otros una especie de cambio fijo. ¿Para ud. cual debería ser el sistema que tendría que adoptar Argentina?

R.C.: Argentina hoy no puede emitir moneda porque no tiene capacidad para emitirla. Lo que puede hacer es emitir algún pedazo de papel pero con respaldo en algo. Eso fue la convertibilidad, que en realidad es una caja de convertibilidad. Obvio que eso no resuelve los problemas. Si el gasto público es disparatado, seguirá siendo disparatado. La opción para mi es ir a un sistema de competencia de monedas, donde la gente elija en qué moneda se quiere manejar. Y seguramente la gente elegiría al dólar y al Euro, y operaría con esas dos monedas. Y no hay por qué asustarse, porque la moneda no es un símbolo patrio.

P: Hay economistas que hoy plantean que no hay reservas para dolarizar la economía

R.C.: Lo que pasa es que el peso se moriría solo. Lo deja ahí funcionando y se muere solo. La economía se dolarizaría de hecho. La gente podría pagar impuestos al tipo de cambio del día. Se muere solo el peso.

P: Si el problema es la baja calidad de la dirigencia, si uno le saca el peso y les deja el dólar, los políticos van a seguir siendo los mismos..

R.C.: Por su puesto digo que si el problema es la dirigencia argentina, el cambio de un signo monetario no arregla los problemas estructurales, simplemente da un instrumento para largo plazo y poder hacer cálculo económico. Si la legislación laboral es la misma, el sistema tributario es un disparate de alto y complejo y si el gasto público es ineficiente y si tiene déficit fiscal, hay que ver cómo se financia. Si lo hacen emitiendo pesos, cada vez la gente va a querer menos pesos y habría mas inflación en pesos, o habría que tomar más deuda, pero como nadie nos presta plata en el mundo van a tener problemas de acceso.

P: De lo que ha trascendido hasta ahora ¿cómo piensa que puede ser la economía del próximo gobierno?

R.C.: Primero quiero saber quien va a gobernar si Alberto Fernandez o Cristina Kirchner. Eso no lo sabe nadie. Ya lo vamos a saber en su momento. Alberto F insiste en que hay que reactivar el consumo y eso no se puede porque para poder reactivar el consumo primero hay que producir.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario