Alzas en granos presionan costo mundial de alimentos

Campo

La situación climática reinante en los Estados Unidos vuelve a instalar con fuerza las preocupaciones en torno a los precios de los alimentos en el mundo. En ese país, los productores de vacunos, porcinos y aves se enfrentan con costos cada vez más crecientes, producto de la importante suba de insumos esenciales, como el maíz.

Las consecuencias no son inmediatas, ya que se observa una tendencia inicial a la liquidación de inventarios, pero sin dudas esta crisis traerá aparejada la consecuencia de alimentos básicos más elevados, particularmente hacia fines de este año o comienzos del próximo.

Un criador de cerdos de Kansas, que faena alrededor de 4 millones de animales al año, comentó recientemente que el incremento en los precios de los alimentos balanceados le implica un costo adicional de u$s 30 por animal, que necesariamente se reflejarán en precios más elevados en la góndola.

  • Carne vacuna

    Algo similar se observa en la industria de la carne vacuna, donde los costos de alimentación de la hacienda ya representan entre 60% y 70% del total de producción y siguen en aumento, al ritmo de las cotizaciones del maíz y la soja en Chicago.

    Estas circunstancias también hacen pensar que Washington podría llegar a desactivar los estímulos a la producción de etanol, ante el creciente aumento de su principal insumo y la escasa rentabilidad de quienes se lanzaron pocos años atrás a la elaboración de este combustible alternativo.

    En Iowa, el principal estado productor de maíz, las inundaciones ocuparon alrededor de 9% de su área maicera, lo que representa alrededor de 500 mil hectáreas o 1,5% de lo que representa la futura cosecha de maíz en los Estados Unidos. También en Indiana, 9% del área sojera y maicera se encuentra comprometido por este evento, lo que implica pérdidas a los agricultores de alrededor de u$s 840 millones, según la dirección de agricultura de ese estado.

    Aún antes de las inundaciones, uno de los principales productores de carnes de los Estados Unidos, Tyson Foods, comentó que el mayor costo de los alimentos balanceados le significará a la empresa un incremento anual de u$s 600 millones.

    Aunque las elevadas cotizaciones que se vienen registrando determinarán algún grado de racionamiento en el consumo, el mercado percibe que, aun con correcciones parciales, los mercados granarios han llegado a un escenario en el que el piso se ha corrido sustancialmente hacia arriba y difícilmente se pueda volver a transitar un escenario de cotizaciones deprimidas en el mediano plazo.

    Producir granos en el mundo se ha convertido en una actividad sensiblemente más costosa que en años anteriores. Si bien las cotizaciones de los cereales y las oleaginosas se pliegan al fuerte movimiento ascendente del petróleo, la suba de éste genera un notable encarecimiento en las distintas labores, los fertilizantes y el acondicionamiento.También los fleteshan emergido recientemente como consecuencia de la suba del crudo y de la mayor actividad que genera la hasta hace poco postergada presencia de nuestro país en los canales de exportación.

    El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) reveló en el primer día de la semana pasada el esperado informe de área sembrada en los Estados Unidos y las existencias trimestrales de granos en ese país. El área que se dedicará con maíz en la presente temporada será de 35,34 millones de hectáreas, cuando el mercado esperaba en promedio 34,66 millones de hectáreas.

    En el informe del mes de marzo, el USDA reportó una superficie de 34,81 millones de hectáreas y en el ciclo anterior el área de siembra totalizó un récord de 37,87 millones de hectáreas gracias a las buenas cotizaciones y al creciente auge de la industria del etanol.

  • Proyección

    En soja, se implantarán 30,16 millones de hectáreas, y el mercado aguardaba, en promedio, una cobertura de 30,05 millones de hectáreas. En el mes de marzo pasado el USDA proyectaba 30,27 millones de hectáreas, y en la temporada anterior se habían sembrado solamente 25,75 millones de hectáreas, reflejándose la relación beneficiosa de aquella temporada del maíz en detrimento de la soja.

    Finalmente, el informe consignó que ya se implantaron 25,68 millones de hectáreas de las distintas variedades de trigo, cuando la expectativa del mercado era de 25,81 millones de hectáreas. En el informe anterior, la proyección alcanzaba a 25,82 millones de hectáreas y en el ciclo anterior se implantaron 24,45 millones de hectáreas.

    Los stocks trimestrales de soja, maíz y trigo se reportearon, en general, dentro de la expectativa de la plaza.
  • Dejá tu comentario