Cristina se sentó a la mesa con el Campo y cerraron acuerdos sobre trigo, leche y carnes

Campo

El Gobierno nacional y las entidades del campo firmaron por primera vez un acta-acuerdo sobre temas clave como las carnes, los lácteos, el trigo y las economías regionales, tras un encuentro en el que apareció en forma sorpresiva la presidenta Cristina Kirchner y se quedó durante más de dos horas.

El Poder Ejecutivo, que busca dar por terminado el largo conflicto con el agro, y las entidades de la Mesa de Enlace -enfrentados desde que el 11 de marzo de 2008 cuando se lanzaron las polémicas retenciones móviles- lograron así plasmar en un papel algunos acuerdos concretos.

"Creemos que este acuerdo pone fin al conflicto con el campo, y esperamos que todos los actores de la economía argentina trabajen para resolver este difícil momento y defender el bolsillo de cada uno de los argentinos", dijo el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Por su parte, el titular de CRA, Mario Llambías, consideró al acuerdo como "un paso adelante", pero señaló que el campo espera "celeridad" en la implementación de las medidas acordadas y adelantó que se insistirá en un proyecto que permita reducir las retenciones a las exportaciones de soja y girasol.

En tanto, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, consideró una "señal" el hecho de que la presidenta haya aparecido por sorpresa para participar en la reunión de trabajo, para que "finalmente terminen los desacuerdos entre los argentinos".

El acta-acuerdo contempla la reducción de las retenciones a los productos lácteos, subsidios para la cría de ganado y compensaciones en materia de venta de granos, entre otras medidas, aunque el campo busca que la baja alcance también a la soja y al girasol, ante lo cual la Presidenta explicó que por "una cuestión fiscal" por ahora es imposible avanzar en
ese sentido.

La presidenta planteó en la reunión con el campo la posibilidad de crear una agencia mixta que permita al Estado intervenir en el mercado de granos, pero dijo que por ahora no se estudia enviar ese proyecto al Congreso, dijo el ministro Randazzo.

En ese cónclave se resolvió avanzar en cuestiones sobre las que había entendimiento y dejar bajo un "paraguas" los temas más espinosos, como retenciones, para no entorpecer las negociaciones.

La reunión en la sede del Ministerio de la Producción se extendió entre las 14 y las 19, y la presidenta estuvo entre las 14:30 y las 17, aproximadamente.

En el encuentro, la Presidenta invitó formalmente a los dirigentes de la Mesa de Enlace a conformar el Consejo Económico y Social.

Tras el encuentro con el campo, Cristina habló en un acto en la residencia de Olivos y pidió "responsabilidad y el esfuerzo de todos los sectores para combatir una crisis a la que no se le conoce el fondo".

En materia de lácteos, se acordó eliminar todas las retenciones a las exportaciones lácteas para que los productores reciban mejores precios.

También se definió compensar con 10 centavos por litro de leche a aquellos tamberos que tienen una producción diaria de hasta 3.000 litros y 200 pesos para la crianza de terneros de hasta 130 kilos, por cada animal, y se eliminará el precio de corte para la exportación de leche en polvo entera.

En cuanto a la carne, se acordó elevar al Congreso un proyecto de Ley Federal, con el objetivo de "ordenar el sector y mejorar la remuneración de los productores y el mercado interno".

Además, se elevará otro proyecto para establecer un estímulo fiscal para los productores de novillos pesados (400 kilos).

En cuanto a las exportaciones de productos de las economías regionales se bajarán hasta 50 por ciento, adelantó la ministra de la Producción, Débora Giorgi, como parte del acta acuerdo firmada con las entidades del campo.

"Se canalizará con los gobernadores una baja de hasta el 50 por ciento en productos regionales, siempre y cuando redunde en un mejor precio pagado a los productores", dijo Giorgi.

Al encuentro, la mandataria ingresó por una de las puertas laterales del Ministerio, cuando toda la atención de la prensa estaba centrada en el arribo de los integrantes de la Mesa de Enlace y de los funcionarios nacionales.

El último encuentro directo entre los integrantes de la Mesa de Enlace y Cristina Kirchner había sido el 16 de junio de 2008, cuando se cumplían 100 días de protesta del sector rural y la mandataria había anunciado el envío de la resolución 125 al Congreso, que fijaba las polémicas retenciones móviles.

Por la Mesa de Enlace participaron los titulares de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati; Federación Agraria, Eduardo Buzzi; Coninagro, Carlos Garetto; y CRA, Mario Llambías. Por el Gobierno estuvo, además de los ministros Giorgi y Randazzo, el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi.

Dejá tu comentario