Aeropuertos: Corte falla por pesificar

Economía

La Corte Suprema dejó firmes ayer siete amparos que reclamaban que Aeropuertos Argentina 2000 -la concesionaria de la red nacional de terminales aéreas- cobre en pesos y no en dólares las tasas aeroportuarias que pagan pasajeros y aerolíneas. El alto tribunal dispone también la designación de un interventor recaudador, quien retendrá y administrará la diferencia, por caso, entre los u$s 18 que abonan los pasajeros de vuelos internacionales y los $ 18 que se depositarán en la cuenta de AA 2000 hasta tanto la Corte se expida sobre el fondo de la cuestión (si deben pesificarse o no las tasas) o el gobierno y la empresa firmen el nuevo contrato de concesión, para lo que acaban de darse un plazo de 120 días en una carta intención suscripta por ambas partes.

• Implicancia

En la práctica, el fallo de la Corte implica entonces que Aeropuertos dejará de percibir (al menos en los próximos meses en el mejor de los casos o nunca más en caso de que se confirme la pesificación) dos tercios de sus ingresos por vuelos internacionales, que representan cerca de 62% del total de su facturación. En la actualidad, Aeropuertos está facturando unos $ 250 millones anuales, de los cuales dejarían de ingresarle unos $ 100 millones.

Los siete amparos habían sido presentados en su oportunidad por casi todas las aerolíneas que operan desde Ezeiza y por una asociación vecinal en representación de los viajeros. La única que tenía hasta ayer un fallo firme que le permitía pagar sus tasas en pesos era Aerolíneas Argentinas, hecho que provocó un prolongado y duro pleito entre ambas empresas que en los últimos tiempos había amainado, negociación mediante. Los amparos aducían la « inconstitucionalidad» del Decreto 577/02, que disponía que AA 2000 podía seguir cobrando en dólares.

Hasta ayer sólo había un «perito interventor» en
Aeroparque, situación que ahora (por imperio de lo dictaminado por la Corte) se extiende a Ezeiza. Fuentes de AA 2000 manifestaron su «extrañeza» porque a aeropuertos como los de Ushuaia o El Calafate (que no forman parte de su concesión) «no se les aplican medidas similares».

Si los antecedentes valen de algo, cabe recordar que el gobierno envió al Congreso, y éste aprobó, un contrato por el que se renegociaban las concesiones portuarias, dejando en dólares los derechos de uso. El fallo de ayer de la Corte también se extiende a este sector, por lo que no sería de extrañar que alguna empresa naviera lo use como argumento para pedir la repesificación de esos derechos.

La empresa que encabeza
Eduardo Eurnekian dijo a través de una fuente que «en los próximos días, después de estudiar el fallo de la Corte en su totalidad, estaremos en condiciones de evaluar el alcance de la medida. Lo importante, creemos, es que no hay pronunciamiento sobre la cuestión de fondo».

Dejá tu comentario