Alentador: inflación bajó a 2,3 por ciento

Economía

La inflación de agosto fue sólo 2,3%, el nivel más bajo del año, pero no hay nada para festejar: desde enero los precios ya aumentaron 37,8% y redujeron en 27,4% el poder adquisitivo de los ingresos. Además, el mayor impacto fue nuevamente sobre la canasta básica alimentaria, que mide la línea de indigencia al integrarse sólo con alimentos considerados indispensables, cuyo costo creció 6,3% el mes pasado y 67% en lo que va del año.

Por su parte, los precios mayoristas subieron otro 4,8% en el mes y acumulan en los primeros ocho meses del año un aumento de 115,2%, lo cual deja un arrastre sobre los minoristas que se podría ir trasladando lentamente en los próximos meses. En tanto, el costo de la construcción subió 2,4% y acumula un aumento de 37,5% desde diciembre pasado.

Así fue difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Como viene sucediendo desde que la Argentina salió de la convertibilidad, los servicios, que explican 47% del índice de precios, siguen sin ajustar debido a la fuerte recesión de la economía y al congelamiento de las tarifas de las empresas privatizadas dispuesto por el gobierno. En lo que va del año los servicios crecieron apenas 9,8% contra un aumento de 63,8% que tuvieron los bienes.

•Respiro

A esto se agregó en agosto la estabilidad del dólar que se mantuvo en los niveles de julio, y permitió dar respiro al ciclo inflacionario que se desató en enero. Así, con un dólar que subió 260%, el traslado a precios hasta el momento fue 14,5% cuando inicialmente se esperaba un traslado mayor a 20%. De continuar esta tendencia, el gobierno hasta podría cumplir con la meta de inflación prevista para el año en 50%, aunque quedará muy lejos de 15 por ciento calculado a principios de año y sobre el cual se elaboró el presupuesto 2002.

La mayor parte del aumento en los precios minoristas se explica por el comportamiento de
Alimentos y bebidas, cuyos precios crecieron 4,7% en el mes, 51,5% en el año, y es el rubro más determinante de la tendencia de los precios. En segundo lugar subieron 3,4% en agosto los precios de Vivienda y servicios básicos, donde el segmento Reparaciones para el hogar avanzó 10,2%. En este rubro, el aumento en los precios de los productos para el hogar y construcción, está alentando las reparaciones, cuando en épocas de estabilidad resultaba más económico reemplazar estos productos en su totalidad. Asimismo, en agosto el costo de Transporte y comunicaciones creció 1,7%, Equipamiento y mantenimiento del hogar, 1,1%; Atención médica y gastos para la salud, 0,8%; Educación, 0,3%; e Indumentaria, 0,1%.

Producto por producto, las principales subas del mes estuvieron lideradas por «repollo» que subió 29,8%; «hueso con carne» (27,4%); «carnaza común» (25,8%); carne picada (24,2%), «falda» (23,4%) y «pollo entero» (23,1%). Las principales bajas ocurrieron en cambio en «lechuga» (-34,6%) y «tomate perita» que bajó 30,6%.
En promedio, las carnes subieron 17% en el mes y 67,8% en lo que va del año.

«Agosto se inició con una inflación de arrastre de 1,3%, y con un dólar quieto, lo que descomprimió las expectativas inflacionarias. Sin embargo, las subas de entre 20% y 25% registrada en los precios de la carne y el pollo, explican el fuerte aumento de la canasta básica alimentaria», explicaron los técnicos del INDEC al dar a conocer ayer el índice de precios.

En el caso de los precios mayoristas, el aumento de 4,8 por ciento estuvo explicado por un alza de 4,9 por ciento de los productos nacionales y de 3,5 por ciento en los productos importados. Dentro de los nacionales, subieron 9,3 por ciento los productos primarios y 3,5 por ciento los manufacturados y energía eléctrica. Entre estas subas se destacó 9,6 por ciento del petróleo crudo, junto a los ganaderos que treparon 14,7 por ciento.

En cuanto al costo de la construcción, el crecimiento mensual de 2,4 por ciento se explica por un aumento de 1,8 por ciento en el precio de los materiales, la suba de 3 por ciento en el costo de la mano de obra y un aumento de 3,8 por ciento en el rubro gastos generales. Los mayores aumentos del mes se registraron en cemento, cal y yeso que crecieron 7,4 por ciento, seguido por productos de hormigón y cemento que registraron un alza de 6,5 por ciento y productos sanitarios de loza que subieron 4,8 por ciento.

Dejá tu comentario