Alentador: más ventas en los supermercados

Economía

Las ventas en supermercados en marzo de este año subió 2,6%, y en los centros de compras 0,1% en relación con igual mes del año anterior, lo que implica una ligera recuperación. Así lo informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La facturación en las grandes cadenas subió 16,8% en marzo respecto de febrero de este año, obviamente por factores estacionales. Lo mismo puede decirse de los shopping centers, que vendieron 28% más en marzo que en febrero, por efecto de las liquidaciones de fin de temporada y el inicio del período escolar.

De todos modos, y a pesar de la leve mejora registrada el mes pasado, en lo que va del año el índice de ventas en supermercados cayó 0,3%. Sin embargo, el fenómeno de las «segundas y terceras marcas» sigue en aumento, dado que el volumen de mercadería vendida creció 1,3% (4,4% en «unidades físicas»). También influyó la deflación en rubros como electrodomésticos y alimentos. En tanto, en los centros comerciales el trimestre cerró con una caída en la facturación de 4,7 por ciento.

Subió facturación

La facturación en supermercados trepó a u$s 1.239 millones, lo que representa una suba de 16,8% en relación con febrero último. Se trata del valor más alto desde julio de 1999, exceptuando los meses de diciembre en el que las ventas se incrementan por imperio de las fiestas de fin de año.

Las cifras difundidas por el INDEC relevan las ventas realizadas en 26 shopping centers y 76 cadenas de supermercados de todo el país. En los centros de compras, la facturación llegó en marzo a
u$s 135,9 millones. Se trata del monto más alto desde diciembre del año pasado, cuando la facturación alcanzó a u$s 207 millones arrastradas por el efecto Papá Noel.

Pero las expectativas de ventas para abril en los supermercados proyectan una caída de 3% respecto de marzo, de nuevo por motivos puramente estacionales, pero también porque no se vislumbran atisbos de recuperación en la economía.

Optimismo en baja

Los propios supermercadistas admiten que las perspectivas para abril son menos optimistas que en los primeros días posteriores a la asunción del ministro Domingo Cavallo, cuando la confianza de los consumidores parecía haberse recuperado levemente. Desde entonces, la difícil situación de los mercados obró como un «espantaclientes» en el sector minorista.

De cumplirse estas proyecciones,
las ventas de abril serían inferiores en 2,2% a las registradas el mismo mes de 2000, y en el primer cuatrimestre se reducirían 0,8% respecto del mismo período del año pasado.

Los datos definitivos revelados por el organismo estadístico oficial correspondientes a febrero indican que
alimentos y bebidas siguió acaparando el mayor porcentaje de las ventas en supermercados, ya que representaron 66% de la facturación total.

El segundo lugar, con 14%, lo ocuparon los artículos de limpieza y perfumería. A continuación se ubicaron los artículos electrónicos, con 5%, e indumentaria, calzado y textiles (3%).

En sentido inverso, en los shopping centers las ventas de indumentaria, calzado y marroquinería acapararon
36,3% del total vendido; luego se ubicaron los artículos electrónicos y electrodomésticos (16,4%) y los patios de comidas, alimentos y quioscos (15,7%).

Dejá tu comentario