Bajó stock de deudas indexadas pero creció emisión en dólares

Economía

Se redujeron 15,9% títulos en pesos ajustados por CER. Aumentó 12,1% emisión de bonos en dólares y un 109% los dólar linked. Crecieron 176,4% las colocaciones en pesos.

En diciembre de 2019, cuando el ministro Martín Guzmán y su equipo comenzaban su gestión, el 71% de los vencimientos estaban concentrados en los primeros seis meses del año y promediaban una tasa del 300%. Este fue el punto de partida, dice un informe oficial elaborado en el Palacio de Hacienda, desde el cual los funcionarios comenzaron a diagramar el programa financiero de 2020. A lo largo del año, la Secretaría de Finanzas consiguió aumentar un 74,7% la emisión de títulos en pesos, un 24% aquellos atados a la cotización del dólar oficial y una disminución del 8,3% de los instrumentos en dólares.

Esa evolución, sin embargo, muestra algunas disparidades. En instrumentos en pesos, el stock aumentó $1,9 billones en el año, impulsado por las colocaciones de letras y bonos en moneda nacional (que crecieron 176,3%), al mismo tiempo que se consiguió una disminución de los títulos indexados por CER del orden del 15,9% interanual. Las colocaciones dólar linked finalizaron 2020 con un stock de u$s3.432 millones (+24% i.a.), sobre todo por un aumento del 109,5% en la emisión de bonos y una disminución del 100% de títulos más cortos. Y, en el caso de las colocaciones en moneda dura, el stock a diciembre de 2020 totalizó u$s43.663 millones, que significa una reducción global del 8%, principalmente debido a una caída de un 99,7% del stock de letras aunque también se registró un aumento del 12,1% de bonos en dólares.

En el informe elaborado por la Secretaría de Finanzas se destacan, al menos, cinco puntos importantes de lo que fue el primer año de gestión. En primer lugar, la consolidación del mercado de deuda en pesos, que permitió cerrar 2020 con un financiamiento neto de $386.727 millones. Esto significa que el Tesoro consiguió fondos frescos un 19% por encima de sus obligaciones durante el año.

El segundo punto que destacan como relevante es la reducción de la deuda en dólares. “Mediante canjes voluntarios y operaciones de conversión de activos, el Gobierno Nacional logró pesificar títulos denominados y pagaderos en dólares por un total de u$s6.700 millones”, remarcaron.

La extensión de los plazos de los vencimientos es el tercer elemento destacado por los funcionarios. “En el primer trimestre del año, las colocaciones de instrumentos de deuda pública se realizaron, en promedio ponderado por valor nominal, a 5 meses aproximadamente; mientras que, para el último trimestre de 2020, los plazos de vencimiento de las emisiones se extendieron a 10 meses, significando esto una desconcentración de los compromisos financieros en el corto plazo”, dijeron.

El porcentaje de roll over creció de manera sostenida a lo largo del año. Comenzó el primer trimestre con un 61%, siguió en el segundo trimestre con un 102%, llegó al 127% en el tercero y cerró el año con un 142% en los últimos tres meses de 2020. Esto significó que, mientras que a comienzo de la gestión las colocaciones fueron $93.157 millones por debajo de lo que el Tesoro debía pagar, para el final del año los fondos conseguidos fueron $319.019 millones superiores a las obligaciones.

Entre los desafíos de este año, Finanzas menciona “la interacción y el diálogo constructivo con los participantes del mercado local de capitales”, ambas “parte de una agenda virtuosa para profundizar el desarrollo de opciones de financiamiento y ahorro en moneda local en un contexto de recuperación de la actividad económica”.

A lo largo de 2021 vencerán, entre capital e intereses, alrededor de $2,2 billones. De ese total, un 27,3% se debe pagar en el primer trimestre, un 25% en el segundo y 35,5% en el tercero.

Estefanía Pozzo

Dejá tu comentario