Bush, ahora anfitrión de la nueva cumbre por la crisis

Economía

Washington (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, será el anfitrión de una cumbre el 15 de noviembre en Washington para discutir sobre la crisis financiera global y las formas para prevenir nuevas turbulencias, anunció ayer la Casa Blanca.

«Los líderes revisarán los progresos hechos para encausar la actual crisis financiera, avanzar a un entendimiento común de sus causas y para evitar su repetición, acordar una serie de principios comunes que reformulen los regímenes institucionales y regulatorios para los sectores financieros mundiales», anunció la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino.

Algunos líderes europeos presionaron para realizar la cumbre antes de fin de año y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, llamó a que se concrete en Nueva York. Bush planea invitar a miembros del G-20 que incluye al Grupo de los Sietepaíses más ricos, más naciones emergentes clave como China, India y Brasil.

Los titulares del FMI, el Banco Mundial y las Naciones Unidas fueron invitados también. Bush será el huésped de una cena para todos los líderes la noche anterior a la cumbre en la Casa Blanca.

  • Propósito

    La cumbre tendrá lugar sólo 11 días después de las elecciones presidenciales estadounidenses y Perino aseguró que la Casa Blanca buscará el aporte del ganador de la contienda, sea el republicano John Mc-Cain o el demócrata Barack Obama. Perino sostuvo que cree que los candidatos apoyan la idea de la cumbre. «No sabemos qué querrá ese presidente o qué hará, por lo que lo dejaremos abierto por ahora», agregó.

    Obama recibió de buena manera el anuncio de la cumbre, diciendo que « Estados Unidos debe liderar y las otras naciones deber ser parte de la solución también».

    McCain también aprobó la reunión, aseguró su portavoz Jill Hazelbaker, y agregó que era «una importante oportunidad para adoptar urgentes medidas para la recuperación y prevenir crisis similares en el futuro».

    «Todos vendrán con sus ideas y el presidente reconoce que cada país tendrá una responsabilidad, pero no todos los países tendrán la misma solución», explicó Perino.

    Los detalles de la reunión surgieron cuatro días después de que Bush entablara consultas con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

    Sarkozy sostuvo que la reunión «sería seguida de varias otras destinadas a reconstruir el sistema financiero internacional.
  • Dejá tu comentario