Chávez y Lula en carrera por armas. ¿Traba al Mercosur?

Economía

Brasilia (Télam) - El Congreso de Brasil se apresta a iniciar el debate sobre el presupuesto de defensa para 2008, en medio de versiones cada vez más fuertes sobre una carrera armamentista entre ese país y Venezuela. La mirada de desconfianza hacia el gobierno de Hugo Chávez pone en riesgo la incorporación de Caracas al Mercosur, que depende del aval del Parlamento brasileño.

Fue el ex presidente y actual senador José Sarney quien habló sobre la preocupación de Brasil por las millonarias compras venezolanas en materia armamentista: «Es un peligro para Brasil y para toda América latina que tengamos una potencia militar instaurada dentro del continente».

Mandatario de 1995 a 1991, precursor del Mercosur y aliado del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Sarney aseguró que América del Sur es «el continente más pacífico de la Tierra» y destacó a Brasil como «un ejemplo, porque tenemos fronteras con diez países y vivimos pacíficamente con todos ellos».

En la entrevista con el diario «Folha de San Pablo», Sarney explicó que «se debe examinar si Venezuela está realmente cumpliendo los ítem fundamentales» del Mercosur para darle el visto bueno a su ingreso.

Los comentarios del senadorse produjeron un día después que Serguei Ladiguin, de la empresa exportadora de armas Rosoboronexport, de Rusia, anunciara que los contratos de venta de armamento a Venezuela suman ya 4.000 millones de dólares y que Moscú espera en pocos años duplicar o triplicar esa cifra.

  • Resistencias

    Venezuela presentó formalmente su solicitud para ser parte del Mercosur el 4 de julio de 2006, y la semana pasada la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados aprobó el pedido de adhesión. En los próximos días el tema será analizado en otra comisión de la Cámara baja y luego pasará al Senado, donde es posible que encuentre mayores resistencias.

    Paralelamente, el Congreso de Brasil comenzará a debatir el aumento del presupuesto de defensa para el año próximo, aun cuando el titular de la comisión del área en Diputados, Claudio Vieira da Cunha, expresó su «preocupación» por una eventual carrera armamentista en la región. «Veo con mucha preocupación una posible carrera armamentista en nuestro subcontinente, en el que no existen hipótesis de conflicto bélico porquetenemos muchos problemassociales a resolver y el cofrede donde sale el dinero es uno solo», alertó el diputado, del progubernamental Partido Democrático Laborista (PDT).

    La propuesta del presidente Lula de reequipar a las Fuerzas Armadas es sustentada por la mayoría de los partidos, tanto del oficialismo como de la oposición. «El aumento del presupuesto 2008 de defensa es una prioridad, pero tendrá objeciones y correcciones. No tenemos felizmente perspectivas de agresiones ni de embestidas bélicas por parte de los vecinos. Pero un país con las dimensiones continentales de Brasil tiene la obligación de defenderse con el mejor equipamiento», comentó el diputado Vieira da Cunha.

    Según el ministro Nelson Jobim, la propuesta del Ejecutivo es que el presupuesto de defensa sea ampliado de los 2.900 millones de dólares actuales a 4.300 millones, incluidas las inversiones y los gastos salariales.
  • Dejá tu comentario