China compró 10% de Morgan Stanley (acción subió 4,2%)

Economía

Nueva York (Bloomberg) - Morgan Stanley informó pérdidas mayores que lo previsto tras haberlas estimado en u$s 9.400 millones por participaciones vinculadas a activos de alto riesgo. Además, recibió una inyección de u$s 5.000 millones del fondo estatal de inversiones China Investment, casi 10% de la entidad.

John Mack, responsable ejecutivo de esa compañía, la segunda mayor firma en EE.UU., calificó las pérdidas del cuarto trimestre de 3.560 millones de dólares de « profundamente decepcionantes» y dijo que renunciará a la bonificación anual.

Morgan Stanley subió en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) 4,2% a u$s 50,08, pero merced a la inyección de fondos.

La estrategia de Mack de crecer en hipotecas y de hacer mayores apuestas en los mercados no se logró porque las pérdidas en deuda vinculada a préstamos para adquisición de inmuebles crecieron más del doble en noviembre. Además, la entidad desvinculó el mes pasado a la copresidente Zoe Cruz, que había supervisado la filial de renta fija responsable de los contratos de hipotecas, y ascendió a James Gorman y Walid Chammah, que anteriormente llevaron la gestión de patrimonios y las operaciones europeas de la firma neoyorquina.

Las pérdidas por acción en el trimestre (concluido en noviembre) fueron de 3,61 dólares, comparados con un beneficio neto de u$s 1,87 en el mismo período del año anterior. Analistas estimaban pérdidas de 39 centavos, según un sondeo de «Bloomberg». Las pérdidas fueron las primeras desde que la compañía salió a Bolsa en 1986.

Morgan Stanley engrosa el grupo de entidades como Merrill Lynch, Citigroup, Bear Stearns y UBS, que registraron pérdidas en inversiones en deuda, como por ejemplo en las obligaciones con garantía de fondos de deuda (CDO), que contienen hipotecas de alto riesgo. La Reserva Federal, a cargo de Ben Bernanke, continúa inyectando liquidez para limitar la escasez crediticia.

Citigroup y UBS también recibieron inyecciones de dinero de inversores externos para reforzar el capital. Bear Stearns vendió en octubre una participación de 6% de su propio capital a Citic Securities, controlado por el gobierno chino, por 1.000 millones de dólares.

China Investment, el mayor fondo soberano del país, adquirirá hasta 9,9% de Morgan Stanley, convirtiéndose en el segundo accionista tras State Street, de Boston, según datos compilados por «Bloomberg». El fondo comprará deuda convertible en acciones de Morgan Stanley y que pagan una rentabilidad anual de 9%. China Investment no tendrá un puesto en el consejo de administración, ni intervendrá en la gestión, indicó Morgan Stanley en un comunicado.

Los ingresos del ejercicio completo cayeron 6% a u$s 28.000 millones desde u$s 29.800 millones y el beneficio neto bajó 60% a u$s 2.560 millones. El beneficio sobre el capital (ROE), un indicador de lo que gana la entidad en sus reinversiones, cayó a 7,8% desde 23,8% en 2006.

«La responsabilidad de nuestros resultados recae sobre mí», expresó Mack en el comunicado. «Creo en la compensación por resultados así que le dije a nuestro comité de remuneraciones que no aceptaré la bonificación de 2007.»

Dejá tu comentario