Día "D" en Francia: Gobierno considera cerca un "puente" por Club de París

Economía

Terminó ayer escala en España. Respaldo por FMI y diálogo clave con Emmanuel Macron. Arranca el día cuatro en la gira europea. Sobretasas por financiamiento ganan lugar. Vaticano, en la mira.

(Enviado especial a Europa) - Alberto Fernández obtuvo respaldo explícito de las máximas autoridades de Portugal y España para reestructurar la deuda con el FMI. También para impulsar la eliminación de las sobretasas de interés que se aplican en acuerdos según la cuota de deuda. Ahora es el turno de Emmanuel Macron y el Club de París.

Día cuatro en Europa. El presidente Alberto Fernández avanza con la sucesión de apoyos para discutir la reestructuración de la deuda con el FMI. La comitiva oficial medirá el “clima” francés con Argentina desde muy temprano, cuando se reúna con empresarios y ejecutivos con intereses en nuestro país.

Las demandas oscilarán entre las licencias no automáticas para las importaciones, los problemas de inflación y las proyecciones de cada sector a partir de las política del Presidente.

Participarán del desayuno en la embajada argentina Arnaud Breuillac (Total), Laurent Dassault (Dassault), Eric Scotto (Akuo Energy), Christel Bories (Eramet), David Corchia (Total Eren), Jean-Louis Firodolle (Lazard) y Facundo Etchebehere (Danone).

La clave de la jornada inicia y termina con Emmanuel Macron. Sus definiciones sobre qué piensa de la Argentina en relación con lograr una postergación del vencimiento de una deuda con el Club de París mientras está en marcha una renegociación con el Fondo Monetario Internacional.

¿Quién es Macron? Un hombre de 44 años, que luego de graduarse en filosofía y de la escuela Nacional de Administración ocupó varios cargos. Un día fundó el partido La República en Marcha y ganó las elecciones. Definido por los analistas como un socialista liberal apoya la liberación de las vacunas, le interesa la agenda cambio climático y la biodiversidad. Alberto F. tiene en su carpeta de trabajo la cuestión verde.

Fernández viene de encontrarse con “un amigo” en Portugal, Antonio Costa, y otro “amigo” en España, Pedro Sánchez. Ambos respaldan a la Argentina. En este, el Presidente iniciará la bilateral brindando detalles del plan de vacunación, la situación económica global y los sistemas de financiamientos a los países en desarrollo. Acá entran el Fondo y Club de París.

El rol de Macron es vital dado que Francia ostenta la presidencia del “grupo informal” de dadores de créditos a naciones. Emmanuel Moulin, director general del Tesoro francés, es el chairman del Club de París y hombre de Macron.

En la comitiva oficial hay expectativas para que pueda obtenerse el “perdón” y no pagar los u$s2.400 M. La situación fue analizada ayer en el hotel donde se encuentra la comitiva. Martín Guzmán habría acercado un borrador de la propuesta a los funcionarios de Macron.

Los países que integran el Club son Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea, Países Bajos, Noruega, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, además de Francia.

La mecánica de aprobación de este foro funciona a través de consensos, por lo que resulta vital que cada uno de los miembros apoyen. El primer acreedor es Alemania; el segundo, Japón; el tercero Países Bajos; y cuarto, España.

“Tener un historial demostrado de implementación de reformas en el marco de un programa del FMI. En la práctica, esto significa que el país debe tener un programa actual respaldado por un acuerdo adecuado con el FMI”, esto dice el Club de París, en su carta de presentación en el site oficial.

Las sobretasas de financiamiento de los acuerdos del FMI ganaron espacio. Esto recobró valor porque Portugal, que en su momento con cuestionamiento al organismo multilateral de crédito pagó, ahora está pidiendo la excepcionalidad para suspenderlas.

Resulta un momento propicio para que Argentina gane tiempo y lo utilice para cerrar. “Nosotros queremos cerrar. Pero no será con un plan de ajuste”, explicó una fuente oficial. Y recordó que cuando “ustedes hacen los planes aparecen las crisis y si nosotros llevamos adelante el nuestro, terminamos pagando la deuda en dos años”.

En la línea de tiempo, el equipo del Presidente considera que las señales para lograr un acuerdo con el FMI son buenas. Y el viernes por la mañana, si las agendas coinciden, Kristalina Georgieva y Fernández podrían cruzarse.

Las declaraciones formales en Europa a favor de la Argentina seducen el pensamiento de que podría haber un mejor entendimiento con los Estados Unidos. Una incógnita.

“La relación del Presidente con Macron es muy buena. Creemos que será una reunión clave”, apunta un funcionario en altas horas de Francia, en el lobby del hotel. Sin gente en la calle y Champs-Élysées desierta.

Dejá tu comentario