17 de diciembre 2007 - 00:00

Cobran ahorristas hoy por cupón PBI u$s 810 millones

Ben Bernanke
Ben Bernanke
Aún existe una gran incertidumbre en la plaza del destino que tendrán los u$s 810 millones -dividendo correspondiente al crecimiento económico de 2006- que cobrarán hoy los tenedores de los cupones PBI.

La principal recomendación de los analistas es volver a apostar a ese título. Sin embargo, el flojo rendimiento que presentó esta unidad en el año a pesar del fuerte crecimiento económico (el nominado en pesos bajó 11,33% mientras que en 2006 había subido más de 127%) genera incertidumbre de que ésta será la decisión final.

En un año donde los principalesbonos locales sufrieron importantes pérdidas, no sería de extrañar que, especialmente los grandes jugadores de la plaza, busquen invertir su dinero en otros papeles, en otros mercados, o a una posible revalorización del dólar en los próximos meses.

Sin embargo, una buena opción sería posicionarse en bonos en pesos, que ajustan por CER, de corto y mediano plazo. Estos papeles están rindiendo más que los títulos de plazos mayores.

  • Opciones

    El preferido por los inversores, que suele ser el termómetro de estos títulos, es el BOGAR 2018. El viernes cerró en $ 121, lo que arroja un rendimiento de 10,67% más CER. Con una inflación «oficial» en torno a 9%, daría un rendimiento de casi 20% en pesos. Gracias a la política cambiaria del Banco Central de mantener la moneda norteamericana entre $ 3,13 y $ 3,15 para la venta en la plaza mayorista, el resultado, en dólares, sería más que interesante.

    Otras opciones son los BOCON, títulos que surgieron para hacer frente a la deuda previsional y con los proveedores. El PRO12 está rindiendo 11,82% más CER, es decir, más de 20% anual. El PRE9, papel de muy corto plazo comparable con un plazo fijo, tiene un retorno de 13,67% más CER traducible a casi 24%. Son 10 puntos porcentuales por encima de lo que paga un banco por un depósito de más de un millón de pesos a 365 días (tasa Badlar).

    Para los bonos de largo plazo, sin importar su moneda de emisión, el horizonte continúa muy nublado. En el último mes venían recuperando parte del terreno perdido gracias a la política monetaria implementada por Ben Bernanke de bajar la tasa de interés de referencia. Sin embargo, los últimos datos sobre la economía norteamericana que reflejan una aceleración en la inflación y un sostenido crecimiento económico harían que la Fed modifique su estrategia y no vuelva a bajarla en enero. Además, los títulos nominados en pesos continúan sufriendo la intervención del INDEC por parte de Guillermo Moreno y la poca expectativa a una mejora en el organismo con el ingreso de Martín Lousteau en el Ministerio de Economía.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar