Corte impone a jueces la Obediencia Debida

Economía

Mutarán los jueces de opinión: de la férrea defensa de la redolarización de los depósitos pasarán ahora a respaldar la pesificación. Se someterán de este modo a los dictados de la Corte Suprema que el año pasado puso fin a los reclamos de los ahorristas ordenando a los bancos devolver en pesos la totalidad de los depósitos en dólares (1,40 + CER + interés de 4% anual no capitalizable). Argumentan que ya no tiene sentido un fallo que cuestione la ilegalidad de la incautación, porque por el efecto del crecimiento de la inflación y de los índices de ajuste, la cifra a reponer se acerca a la pretensión de los depositantes. Aunque el razonamiento económico pueda ser válido, la Corte Suprema y ahora los tribunales inferiores parecen desconocer que, detrás de la confiscación que resultaron ser las leyes de emergencia de Eduardo Duhalde y luego los sucesivos decretos, se violó un derecho fundamental para cualquier república: el de la propiedad.

Los jueces de la Cámara en lo Contencioso Administrativo tendrán un plenario este jueves donde avanzarán en un acuerdo para cesar en su oposición a la inconstitucionalidad de la pesificación y acatar el último fallo de Corte Suprema que dispuso que los bancos restituyan en pesos la totalidad de lo depositado en dólares. Haber conseguido rápidamente la fidelidad de los jueces que están por debajo de su reinado, es un triunfo que Horacio Lorenzetti podrá mostrar cuando finalice su mandato como presidente de la Corte Suprema. Un premio que Enrique Petracchi no pudo exhibir cuando dirigía los destinos del Tribunal.

Puede que hoy haya una pista que revele el pensamiento de esos magistrados. En la Sala V (de los camaristas Pablo Gallego Fedriani y Jorge Morán) se está elaborando un fallo que le da a la gente lo que dice que le corresponde. Es decir, les devolverán a los ahorristas en pesos la totalidad de los depósitos realizados en dólares, a través de la conversión a la relación 1,40 por cada dólar ajustado por el CER más un interés de 4% no capitalizable. De esta manera, la cuenta arroja un valor similar al precio de mercado de la moneda norteamericana.

  • Contradictorio

    En la intimidad, una mayoría de magistrados sostiene que el fallo de la Corte Suprema todavía es contradictorio. Por caso, resaltan que Carmen Argibay consideró inconstitucional el decreto que dispuso la incautación de los depósitos bancarios y su reprogramación. También señalan la postura de Carlos Fayt, que dejó abiertas las puertas para que los ahorristas pudieran reclamar los perjuicios sufridos. O la crítica que el mismo Lorenzetti hizo al abuso de poder de los gobernadores.

    Sin embargo, respaldarán la decisión tomada en el último tramo de 2006. Consideran que el resultado económico de la fórmula técnica que utilizó la Corte para terminar con el conflicto entre los ahorristas y los bancos está más cerca de la pretensión de los depositantes al devolverle el capital incautado, expresado no ya en dólares, sino en pesos ajustados conforme al CER e intereses.

    También comparten la idea de que la aplicación de la pesificación no ocasiona en la actualidad un daño, por efecto del crecimiento de la inflacióny de los índices de ajuste. «En este momento se da una virtual coincidencia ocasional de resultados, de modo que el ahorrista, retirando pesos ajustados por las variables antes referidas, puede obtener una suma que se aproxima mucho a su depósito inicial», reiteró un magistrado apoyando su discurso en una copia de la última sentencia de la Corte.

    El conflicto por la pesificación lleva más de cinco años. En los tribunales se presentaron 200 mil amparos. Hasta el año pasado, la mayoría de los magistrados que intervinieron en esas causas garantizaron a los ahorristas la devolución de todo o parte de sus depósitos declarando inconstitucional la pesificación. Esos mismos jueces ahora preparan una modificación a su sentencia donde dicen: habida cuenta del fallo de la Corte Suprema de Justicia que declara constitucional la pesificación, se ordena pagar en pesos la totalidad de los depósitos en dólares.
  • Dejá tu comentario