Cristina a media luz

Economía

El gobierno anunciará hoy un plan de uso racional de la energía que, por tener un amplio alcance, aliviará a las empresas, sobre las que hasta ahora recaía todo el peso de la crisis. El adelantamiento de una hora a partir del próximo día 30 también ayudará al ahorro. El desafío es pasar el verano y, sobre todo, el invierno, que se anuncia más problemático que el de este año.

Regirá desde el próximo domingo 30 un cambio en el huso horario en todo el país. Ese día se adelantarán los relojes una hora, utilizándose el huso horario -2 tal como está aplicando Uruguay desde el 1 de noviembre. La medida busca aprovechar mejor la luz solar, y en las provincias del Oeste significará que estará atardeciendo alrededor de las 23 horas, con lo cual se modifica el horario de mayor consumo de electricidad a nivel nacional.

La decisión requerirá tratamiento en el Congreso porque el cambio del huso horario necesita una ley para tener vigencia nacional. Aunque en principio se pensó en un decreto de necesidad y urgencia, la presidente Cristina Kirchner habría preferido otorgarle más entidad al anuncio dándole intervención al Parlamento, por lo cual los legisladores fueron convocados de urgencia para la semana próxima.

El cambio de horario será una de las medidas que anunciará hoy el secretario de Energía, Daniel Cameron, en un acto en la Casa de Gobierno, con la presencia de la jefa de Estado, al que fueron invitados los representantes de las principales empresas del país. También estará todo el gabinete nacional.

Cameron había propuesto el mismo paquete reiteradamente desde 2004, cuando empezó a advertirse la crisis energética. Pero las medidas fueron resistidas por el ex presidente Néstor Kirchner por considerarlas una mala señal política.

  • Reconocimiento

    Ahora, a menos de diez días de asumida, Cristina de Kirchner decidió poner en marcha el plan de Cameron, como una manera de reconocer la escasez energética y de afrontar rápidamente el problema, porque se teme que las dificultades se acentúen severamente el próximo invierno debido a que por ahora continúa la sequía en la zona del Comahue y porque el consumo sigue en constante aumento. (Brasil además no podrá exportar energía a nuestro país.)

    Según la Ley 25.155 de 1999, cuya aplicación está suspendida por decretos de 2000 y 2001, a la Argentina le corresponde el huso horario -4 con respecto al meridiano de Greenwich, salvo en el período que media entre el primer domingo de octubre y el primer domingo de marzo, en que se debe aplicar el huso horario -3.

  • Criterio

    Este último horario es el que se usa actualmente durante todo el año, y significa que en Buenos Aires el mediodía real (cuando el sol está exactamente en el medio) es a las 13. A partir del cambio, el mediodía será a las 14, el sol saldrá alrededor de 6.30 y se pondrá a las 21. En marzo, se volverá al huso horario actual en todo el país.

    En las provincias del Oeste, a las que corresponde geográficamente el huso horario -4, el mediodía será a las 15. De esta forma, se aplica el criterio contrario al que aplicaron 11 provincias, entre ellas Mendoza en 2004, cuando atrasaron el reloj y aplicaron el huso horario -4 en invierno, adelantando el amanecer y el anochecer, lo que no arrojó ahorro y debió rectificarse.

    La medida, que puede considerarse drástica, retardará el atardecer en todo el país, por lo cual el horario pico de consumo en el que se prenden todas las luces del hogar se retrasaría una hora. El huso horario -2 sólo rigió en nuestro país en 1974, y entre 1988 y 1992, cuando también hubo crisis de energía. El anuncio fue saludado ayer por entidades ambientalistas, aunque desde el punto de vista de la salud humana se considera mejor que el cuerpo siga el movimiento del Sol. Esta decisión será acompañada por otras, destinadas también a aliviar el pico de demanda. Se adelantará el horario en la administración pública nacional, de modo de apagar luces, aparatos de aire y computadoras a las 17.30 como máximo. Se solicitará a las empresas privadas y a las provincias que también hagan lo mismo por lo menos con las tareas administrativas, y que se revean los horarios de producción.

    El plan incluye también la racionalización de las luminarias de carácter estético, el apagado de vidrieras comerciales y carteles publicitarios, el cambio a lámparas de bajo consumo en el alumbrado público, y el reparto a los hogares del mismo tipo de lamparitas, por parte de las empresasdistribuidoras. También se pedirán medidas de ahorro a los consorcios, y podrían aplicarse penalizaciones más altas al exceso en el consumo residencial.

  • Balance

    El programa se presentará en el contexto internacional, donde los principales países del mundo obligan al uso racional de la energía, sobre todo después del encarecimiento del petróleo en los últimos años. También se hará un balance de las obras que se están realizando, y se insistirá en que las empresas que generen nueva energía podrán aplicar tarifas libres, lo que probablemente también pueda figurar en la ley, para darles seguridad a los inversores.

    El plan de uso racional de la energía suscita en principio buena recepción en las empresas, que siempre reclamaron no ser las únicas obligadas al ahorro, pero hasta que no se conozcan las medidas todavía quedan dudas de que se vayan a aplicar. Las compañías energéticas creen que también es necesario aplicar aumentos de tarifas, para poner un límite al consumo residencial.
  • Dejá tu comentario