Dan marcha atrás con mayores castigos en gas. De Vido dice que no lo autorizó

Economía

El gobierno decidió ayer dar marcha atrás con el aumento de los castigos en las facturas de gas que había generado una reacción adversa en el público y asociaciones de consumidores.

Según el Enargas, la medida de triplicar el cargo por metro cúbico consumido de más por encima de 95% de lo gastado en igual período de 2003, fue tomada por una presunta resolución de la Secretaría de Energía, que no fue explicada públicamente y cuyo número se desconoce, a fines de agosto pasado.

El Ministerio de Planificación aclaró ayer que no había autorizado el ajuste, lo cual no resulta creíble considerando la nula capacidad del titular de Energía, Daniel Cameron, para resolver cuestiones de índole tarifaria.

Por la norma, el metro cúbico penalizado pasó de $ 0,11 a $ 0,30, y debió ser aplicada con retroactividad a abril por las distribuidoras de gas, debido a la fecha en que se dictó la resolución. El impacto se sintió en las facturas recibidas por los usuarios entre mediados de setiembre y de este mes.

A la triplicación del cargo y la retroactividad, se agregó el impacto de la temperatura. La penalización se calcula no sólo por los metros cúbicos consumidos de más sino por una fórmula que considera la temperatura media del período. A menosfrío, como ocurrió este invierno, corresponde mayor castigo por el gas consumido en exceso en relación con 95% gastado en 2003.

El sistema de castigos rige para el gas sólo entre abril y setiembre, por lo cual haber decidido la suba del castigo a fines de agosto, resultaba cuestionable. El Enargas había justificado el ajuste en la necesidad de financiar nuevas obras, afirmando que el castigo de 2003 se basó en las ampliaciones de gasoductos que se hicieron en 2004-2005, y que los nuevos valores correspondían al período 2006-2008.

  • Poco significativa

    Una casa de familia, con consumo de clase media, llegó a recibir castigos superiores a $ 70. Como las facturas fueron llegando después de que el ministro de Planificación, Julio De Vido, anunció a mediados de setiembre el aumento en las tarifas de gas, algunos usuarios creyeron que en las facturas recibidas ya estaba contenido el alza prevista.

    Sin embargo, el incremento tarifario recién se empezará a advertir a partir de las facturas que se reciban en los próximos días porque la semana pasada el Enargas autorizó los nuevos cuadros tarifarios. Incluso para todas las distribuidoras del país, con excepción de Gas Natural Buenos Aires Norte, el alza será por ahora poco significativa (de 3 a 10%) porque en esos casos sólo se autorizó la suba del gas en boca de pozo que perciben las petroleras. Falta todavía el aumento que se destinará a transportistas y distribuidoras.

    En el área de concesión de Gas BAN ya están aprobados los tres ajustes que oscilan entre 10 y 30% según el nivel de consumo en los hogares. Para los que gastan entre 800 y 1.000 metros cúbicos por año, el incremento es de 10%, y para lo que utilizan más de 1.800 metros cúbicos anuales es de 30%.

    El Enargas emitió ayer un comunicado afirmando que se instruyó a las distribuidoras y subdistribuidoras «a retrotraer el cobro del cargo establecido en el programa de Uso Racional de Energía (PURE) por un mayor consumo de gas, en exacta coincidencia con los valores y metodología aplicados en 2007».

    Añadió que las distribuidoras «deberán discontinuar el procedimiento establecido para el PURE año 2008, y aplicar los instruido para 2007, manteniendo ese criterio uniforme para todo el período comprendido entre abril y setiembre».

    Curiosamente, el ente regulador aseguró que el cargo adicional «ha sido aplicado de manera automática, sin contar con la intervención previa del Ministerio de Planificación, y por tal motivo se suspende su aplicación». La explicación no tiene asidero, porque en materia de tarifas nada se hace sin el visto bueno del subsecretariode Coordinación de De Vido, Roberto Baratta, en representación del mismo ministro.

    El comunicado del Enargas no menciona que las distribuidoras deberán recalcular los castigos y devolver la diferencia a los usuarios en la próxima factura. Una fuente del organismo dijo que «eso será el paso siguiente».
  • Dejá tu comentario