Deuda: intenta Nielsen que ahorristas locales acepten

Economía

«Es un buen inicio para empezar a negociar, pero el gobierno tiene muy en claro que esta propuesta no va a ser aceptada», dijo Horacio Vázquez, tesorero de la ADAPD.

Las declaraciones adelantan el clima que se vivirá esta semana cuando se intensifique el diálogo con las asociaciones de bonistas argentinos poseen 18% de la deuda total, los ahorristas locales, lo que se suma a 20% en manos de las AFJP.

El secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, se reunirá mañana con representantes de la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default (ADAPD) y el viernes con la Asociación de Ahorristas de la República Argentina (AARA).

«Lo que esperamos de la reunión es que nos muestren un análisis de sustentabilidad y no una planilla de Excel, y que nos expliquen cuáles son los parámetros en que basaron la sustentabilidad de la propuesta»,
comentó Vázquez.

«Con el concepto de economía que tiene este gobierno, donde el ministro Lavagna anuncia una vuelta a los mercados internacionales no antes de 2014, no puede hablarse de crecimiento»,
agregó el tesorero, refiriéndose a la posibilidad de un crecimiento sustentable del PBI cercano a 3% para el largo plazo.

La ADAPD representa a pequeños y medianos ahorristas,y ya anticiparon su rechazo a la oferta final hecha por el gobierno el martes, que prevé una quita de 75% sobre la deuda de u$s 81.000 millones, pero compromete el pago de los intereses devengados desde el default. De esta manera, el total de la deuda que reconoce el Estado argentino es de 104.000 millones de dólares.

• AFJP

Una de las discusiones más difíciles que tendrán las autoridades económicas se presenta con las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) que tienen bonos por u$s 20.000 millones, cuya aceptación podría condicionar el frente externo. «Un bono no atado al CER es una locura, y aunque se lo indexe por este coeficiente,la propuesta sigue mostrando un grado de discriminación nunca antes v isto», opinó Vázquez. Según el representante de la ADAPD, «los únicos que aceptarán son los bancos, que ya pactaron por otro lado y pudieron licuar sus deudas».

«El gobierno quiere ser campeón en todo, y con esto quiere proclamarse campeón de quita»,
concluyó Vázquez, quien añadió su deseo de «poder tener un diálogo abierto donde se puedan explicar y encontrar soluciones».

Mientras discute con los acreedores, el gobierno trabaja además en el escenario internacional a la espera de una nueva misión del Fondo Monetario Internacional.

Dejá tu comentario