Afloja la salida de depósitos en dólares y ratifican la liquidez récord del sistema

Economía

La semana pasada los depositantes retiraron u$s554 millones, pero el goteo se desaceleró. Lejos de un riesgo de descalce, los bancos tienen más dólares que los que el público posee en cajas de ahorro.

Tras días de preocupación en la City por la repentina salida de depósitos en dólares agitada por una noticia falsa, la situación comenzó a normalizarse. Una desmentida generalizada sobre cualquier riesgo de confiscación de ahorros ante la enorme liquidez del sistema y la prueba empírica de que nadie tuvo problemas para retirar sus billetes verdes bastaron para que la afluencia de clientes a las sucursales bancarias empezara a aflojar en las últimas ruedas. De hecho, los bancos tienen disponibilidad de dólares por el 128% de lo que hay depositado en cajas de ahorro en moneda extranjera, es decir, más que todo lo que el público podría demandar de un momento a otro.

La historia es conocida. Un rumor viralizado por WhatsApp y retroalimentado por un reporte de un supuesto estudio contable salteño provocaron temores de corralito ante una medida lanzada por el Banco Central hace dos semanas que en nada afectaba a los depósitos y que se limitaba a regular la posición neta en moneda extranjera, el dinero propio de los bancos. Azuzados por esta fake news, los ahorristas retiraron la semana pasada u$s554 millones. Un número que está lejos de representar una corrida pero que más que duplicó la cantidad de dólares que se habían retirado de las entidades en lo que iba del año.

La salida se concentró sobre todo en el lunes y el martes: entre ambos días los depósitos en moneda extranjera retrocedieron en casi u$s400 millones. Las tres ruedas siguientes el drenaje se redujo a alrededor de u$s50 millones diarios. No hay datos aún de los primeros días de esta semana, pero fuentes del mercado aseguran que la normalización continuó. “Todavía hay retiros pero en una magnitud mucho menor”, confiaron fuentes de una entidad líder. De hecho, el martes los bancos ya no le pidieron al BCRA que les envíe billetes verdes para abastecer una potencial demanda de sus clientes, a diferencia de lo que había ocurrido en los días previos. Por caso, el lunes le habían solicitado u$s102 millones.

En la City explicaron que esos pedidos al BCRA para canjear billetes por dinero electrónico tuvieron que ver con una decisión precautoria de los bancos de disponer de papeles verdes en todas las sucursales para dar una rápida respuesta a la demanda de los ahorristas que se pudiera generar y despejar cualquier temor de confiscación. La gran extensión territorial de la red bancaria explicó buena parte del pedido de billetes: más de la mitad del monto solicitado el lunes a la autoridad monetaria correspondió a un banco público provincial.

También señalaron que hubo entidades que solicitaron efectivo físico al Central para hacerse de los billetes más nuevos, conocidos como “cara grande”. Es que, ante la salida de depósitos de la semana pasada, tuvieron que apelar a los dólares “cara chica” (que se dejaron de imprimir en 1996, pero tienen absoluta vigencia legal) y recibieron reproches de algunos clientes. Con todo, el BCRA abastece a los bancos para despejar cualquier clase de especulación.

Liquidez récord

En un contexto de fragilidad económica y a 20 años de la crisis de 2001, la viralización de este tipo de noticias falsas asusta a los ahorristas. Pero lo cierto es que tanto el Central como distintas voces del mercado salieron a aclarar que la medida no afectaba los depósitos y que la liquidez del sistema financiero es récord a escala global. Argentina tiene cientos de problemas y riesgos económicos; uno de los pocos que no tiene es la falta de respaldo de los llamados “argendólares”. De hecho, en 2019, los bancos pudieron hacer frente a una dura corrida que se llevó más de una tercera parte de los depósitos en dólares.

En su último informe monetario, el BCRA informó que a lo largo de noviembre los depósitos en moneda extranjera retrocedieron en u$s758 millones (una caída cercana al 5%) y terminaron el mes en u$s15.363 millones. Y aclaró: “La liquidez bancaria en moneda extranjera se ubicó por encima del 80% de los depósitos, manteniéndose en niveles récord. Esto les permitió a las entidades financieras afrontar el retiro de depósitos sin inconvenientes”.

En la misma línea, un reporte de la consultora 1816 apuntó: “La liquidez en dólares del sistema financiero está en máximos históricos. Según datos al cierre de este martes (30 de noviembre), los bancos tenían disponibilidades en dólares (cash en las propias entidades más depósitos en dólares en el BCRA) por el equivalente al 93,7% de los depósitos privados totales en moneda extranjera y al 128% de las cajas de ahorro privadas en moneda extranjera. No hay en el sistema ni descalce de monedas ni descalce de plazos”.

Esta hiperliquidez es justamente una herencia de aquella crisis. Las medidas que tomó con tras el colapso de la convertibilidad el BCRA para intentar recomponer la confianza en el sistema financiero se mantuvieron en los sucesivos gobiernos. Esas regulaciones determinaron que el grueso de los dólares depositados en las entidades debe quedar encajado en el Central y que el escaso porcentaje que de ellos que se presta se lo otorgue exclusivamente a actores con capacidad de generar divisas, como los exportadores. En 2001 buena parte de los dólares de los ahorristas era prestado a personas o empresas con ingresos en pesos.

Dejá tu comentario