12 de septiembre 2002 - 00:00

El mercado no fue muy patriótico

El mercado no fue muy patriótico
Ya se sabía que la operatoria arrancaba tarde, pero con las demoras protocolares el inicio de las operaciones se descalabró y mientras en el NYSE recién marcaba sus primeros precios cuando sonaban las doce, el NASDAQ lo había hecho una hora antes. Tal vez fuera por una cuestión de patriotismo o quién sabe qué, pero lo cierto es que las apuestas previas a la apertura estaban volcadas mayoritariamente a que los inversores responderían dando una muestra de "confianza en las empresas americanas". Así pocos instantes después de iniciar sus operaciones el mercado tradicional ganaba 1,44% en tanto que el NASDAQ subía 2,05%. Lo curioso es que en contra de lo esperado, los precios comenzaron a ceder posiciones en lugar de trepar, encontrando un respiro recién a eso de las tres de la tarde cuando algunos intermediarios anunciaron que ese día donarían todas las comisiones de intermediación a causas de bien público. Si bien la estratagema sirvió para incrementar en algo el volumen negociado y en algún momento hasta pareció que reimpulsaba los precios, el efecto benéfico duro poco y para cuando sonaba la vieja campana en el NYSE, el Promedio Industrial perdía 0,25 por ciento quedando en 8.581,17 puntos, en tanto el NASDAQ caía 0,35%. Estos guarismos pueden no parecer mucho, pero en una jornada como la de ayer tienen especial importancia, sobre todo si tenemos en cuenta que incluso los bonos del Tesoro norteamericano terminaron en baja (la tasa a 10 años trepó a 4,061%) y el dólar retrocedió ante el euro. Pretender achacar las bajas o las subas a cuestiones de patriotismo, es realmente una barbaridad y no entender que la verdadera función del mercado no es subir y subir, sino ser el mejor reflejo posible de la realidad económica del país.

Dejá tu comentario

Te puede interesar