Empleo e ingresos, pauperizados

Economía

El coronavirus viene profundizando de manera dramática la crisis que se había desatado en abril de 2018 y, en términos de actividad laboral, afecta particularmente a los segmentos de menores recursos. Un estudio de la consultora Ecolatina aseguró que cerca de tres millones de trabajadores, principalmente informales y cuentapropistas, tuvieron serias dificultades para realizar sus actividades durante el aislamiento.

“Ramas como construcción, hotelería, gastronomía, servicios vinculados al entretenimiento, servicio doméstico, fueron los más afectados. Considerando el elevado grado de informalidad y desprotección que pesa sobre estos sectores, es probable que los ingresos laborales se hayan reducido muy significativamente” indica el estudio. Y añade: “En el extremo opuesto, los sectores de mayores ingresos -y también de mayor formalidad- pudieron realizar gran parte de sus tareas de manera remota cuando no estuvieran empleados en sectores esenciales”. El informe destaca que las perspectivas de ingreso laborales son más desalentadores en los hogares con menores ingresos, pero que este deterioro está siendo atenuado por el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), al cubrir en promedio cerca del 40% de los ingresos laborales de este segmento. “En consecuencia, se reduce la caída del consumo de los hogares de menores recursos, que justamente destinan una mayor parte de su ingreso al consumo masivo”. Sin embargo, Ecolatina pone la lupa en lo en la situación que atraviesan los sectores de ingresos medios. “Sin ahorros significativos, el deterioro del empleo y/o salarios los afecta particularmente”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario