Exigen respaldo bancario

Economía

El alquiler en temporada por intermedio de una inmobiliaria tiene sus beneficios, aun cuando esto signifique una erogación adicional equivalente a 10 por ciento del total del contrato en concepto de comisión.
«El inquilino puede conocer la propiedad por intermedio de fotos o videos sin necesidad de trasladarse y puede estar seguro de que la descripción de la propiedad no es engañosa», se entusiasmó al respecto Alvaro Torres de Torres Pintos. Sin embargo, el operador reconoció que «entre los alquileres de temporada es cada vez más frecuente el trato directo entre propietarios y potenciales inquilinos, situación que coloca al turista en un riesgo importante. En esos casos, no se firma contrato ni se deja asentado ningún detalle de la transacción», advirtió Torres.

Cabe recordar que, en el caso de las locaciones temporarias, el inquilino debe abonar hasta 50% del precio total de locación antes de la ocupación de la vivienda, momento en el que debe completar el saldo de locación y de comisión. El contrato estipula, además, que el locatario debe abonar un depósito equivalente a 20% del precio total, «porcentaje que se incrementa cuando se trata de alquileres cuyo precio no supera los $ 1.500», explicó el operador.

Alternativas

Asimismo, para importes menores se suele implementar la firma de cupones de tarjeta de crédito por un monto preestablecido, mientras que en locaciones cuyos precios superan los $ 4 mil, el depósito puede estar respaldado por cheques.

En este último caso, y para la plaza punteña, los agentes inmobiliarios privilegian los cheques de cuentas bancarias uruguayas por sobre las cuentas argentinas porque, según explicaron, se garantiza así el cobro inmediato de cualquier deuda devengada. Sobre todo, «cuando el inquilino se niega a abonar el gasto de los servicios o de algún desperfecto ocasionado durante el período de alquiler».
M.S.

Dejá tu comentario