Franceses esperan más licitaciones

Economía

El vicepresidente senior de Alston para la Región Iberoamericana, Antonio Oporto, habló con Ambito Financiero acerca de la importancia que tiene para la empresa la concreción del Tren de Alta Velocidad que llevará a cabo la Argentina. A continuación, los conceptos más salientes.

Periodista: ¿Qué significa para Alston la firma de este contrato?

Antonio Oporto: Este emprendimiento es el primer contrato de un sistema ferroviario de alta velocidad en el continente americano. Lo hemos intentado en otros sitios de América, pero no llegaron a plasmarse los proyectos, y éste (por el de la Argentina) va a ser el primero de toda una serie de proyectos de alta velocidad en el continente americano.

P.: ¿Brasil será el próximo objetivo?

A.O.:
Brasil y también los Estados Unidos serán los próximos países que seguirán a la Argentina.

P.: De alguna manera, la Argentina se va a constituir en una especie de showroom para América.

A.O.: Sí, va a ser una linda vidriera.

P.: ¿Podrá Alston tener interés en participar en el mejoramiento de los trenes de transporte urbano?

A.O.: Nosotros estamos en todas las modalidades del transporte ferroviario desde los sistemas de menor distancia a los transportes que denominamos urbanos con mayores trayectos y, en general, en las diversas modalidades de transporte interurbano.

P.: ¿Es decir que es posible que Alston pueda ampliar sus negocios en la Argentina?

A.O.: Nuestra intención es seguir de cerca todas las licitaciones que puedan surgir en materia de transporte ferroviario, y es evidente que con el crecimiento que experimenta la Argentina, normalmente las inversiones de transporte ferroviario van muy asociadas a la fase de crecimiento de los países.

P.: ¿Considera que es factible mejorar la actual red ferroviaria del país?

A.O.: La red ferroviaria argentina es un ejemplo en el mundo ferroviario por ser una de las más extensas, aunque se vio afectada por los años que no se hicieron inversiones nuevas ni siquiera de mantenimiento. Pero la Argentina del siglo XXI es otro país completamente distinto y, aunque de alguna manera siga la traza de la red antigua, esta red evidentemente será distinta.

Entrevista de Liliana Franco

Dejá tu comentario