¿Giro?: el superávit sería de 4% del PBI

Economía

A pesar de los aumentos ya otorgados a jubilados y estatales y de los gastos que se están efectuando por la crisis energética, el gobierno proyecta un superávit primario de casi 4% del PBI este año. El dato ya fue informado al FMI y está en línea con los dichos de Néstor Kirchner la semana pasada en Nueva York, cuando señaló que «el superávit primario es récord y lo vamos a cuidar».

Cabe destacar que este año, en el marco del acuerdo comprometido con el FMI, la meta asumida era un superávit primario (antes del pago de intereses) de 3%, pero sumando la performance fiscal de la Nación y las provincias. Sólo el gobierno nacional se acercará a 4% este año, en tanto que las provincias están en condiciones de acercar otro 0,8%.

• Promesa respetada

Para 2005, el gobierno estima tanto en el borrador del Presupuesto que ya se está iniciando como para los supuestos que contendrá la oferta que se hará a los acreedores en junio, un superávit primario que será de 3,5% (Nación y provincias). Si se lo supera o no, será otro tema, pero lo concreto es que el gobierno con ese dato respetará lo prometido a Anne Krueger en el sentido de «obtener un superávit creciente», tal como figura en uno de los puntos del acuerdo (en 2003, 2,5% del PBI; en 2004, 3% y en 2005, 3,5%).

Según un informe preparado por MVA-Macroeconomía por los economistas Javier Alvaredo y Manuel Sánchez Gómez, el ahorro primario de este año será superior a los 18.000 millones de pesos. «Resulta imposible pensar en un ahorro primario inferior a 4% del PBI. De hecho, la meta anual pactada con el FMI se sobrecumplirá ya a fines de junio», señalan.

La sorpresa entonces es lo ortodoxo, por el lado de los ingresos tributarios, que se muestra hasta ahora el gobierno. Esto se da fundamentalmente en la poca vocación para reducir impuestos, como la escasa generosidad mostrada en el último anuncio sobre el impuesto al cheque. Ese anuncio sólo tendrá este año un costo de $ 500 millones siempre y cuando la totalidad se aplique como pago a cuenta de Ganancias.

En concreto, aun gastando 1.000 millones de pesos en lo que resta del año en obra pública, estatales, jubilados o lo que Néstor Kirchner disponga, el superávit primario se mantendrá en 4% del PBI. A ese nivel llega hoy la superabundancia de fondos en el gobierno.

Está claro que para el récord que menciona el gobierno de ahorro primario, cuenta con un recórd paralelo en el nivel de retenciones a las exportaciones y en el impuesto al cheque (la alícuota cuadruplica la que tienen otros países de la región). La presión del FMI apunta a reducir este último. En tanto, las retenciones, tal como sucedió en los años '80, están para quedarse por varios años más en función de las decisiones de política económica que muestra el gobierno hasta ahora.

Dejá tu comentario