17 de diciembre 2007 - 00:00

Hay mucho malo, y el Dow resiste

Hay mucho malo, y el Dow resiste
Un par de "buenas ruedas" y el Dow podría terminar el año marcando nuevos máximos históricos. Decir esto, en vista del escenario por el que estamos transitando, casi suena a disparate, pero es así. A pesar de todos los temores de los últimos meses, de todos los problemas y de las malas noticias, el Promedio Industrial se encuentra a tan sólo 5,8% de marcar un nuevo récord, acumulando una ganancia de 7% en lo que va del año. De hecho, de no ser por la rueda del viernes, cuando las bluechips retrocedieron 1,32% a 13.339,85 puntos tras los preocupantes datos de la inflación minorista de noviembre (la mayor desde setiembre de 2005), y la del martes, cuando la arriesgada maniobra de la Fed de reducir sus tasas menos de lo esperado derivó en que el Dow se desplomara 2,14% (los motivos del retroceso del jueves fueron menos claros), posiblemente hubiéramos tenido un cierre ganador en lugar de 2,1% que se terminó retrocediendo en la semana (¿hace falta destacar que cediendo 6,1% lo peor pasó por las financieras?).

No es que apostemos por la suba (la verdad es que no tenemos la menor idea sobre lo que vaya a ocurrir), sino que no nos sorprendería demasiado, ya que dejando de lado alguna actividad adicional que podrían disparar los anuncios de ganancias de algunos bancos de inversión, el período que va de hoy a fin de año suele ser tradicionalmente uno de los de menor volumen, así que suelen ser los "profesionales" quienes terminan digitando lo que ocurre. Se entiende así que en la semana la tasa a dos años haya trepado 0,2 punto a 3,3% anual y la de diez años 0,13 punto a 4,23% anual (hubo "búsqueda de seguridad" por el extremo más corto). A lo largo de estos doce meses, el mercado bursátil ha cambiado. No sólo porque el reflujo de la globalización (desplome del dólar mediante) está poniendo muchas cotizantes bajo control extranjero, sino porque la misma estructura del mercado bursátil se ha modificado (en enero, el sector de información tecnológica era responsable de 15,4% de la capitalización del S&P 500 y el financiero de 22,27%; hoy el primero creció a 16,63% mientras el segundo retrocedió a 17,81%). Si no se entiende esto, no se entiende dónde estamos parados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar