¿Hay posibilidades de nuevas subas en la tasa de referencia de la Fed?

Economía

A pesar de la descompresión bajista que esperábamos para el corto plazo el pasado lunes, cuando el rendimiento de bonos del Tesoro de Estados unidos enfrentaba el rango crucial de resistencia entre 4,95%/ 5,05%, los movimientos de los mercados esta semana implicaron una ruptura directa de la resistencia previa de 5,05% accionar que ha sacudido a los mercados esta semana. Esta es la primera vez desde el 5 de agosto del año pasado que la tasa de los bonos del fisco estadounidense a 10 años supera 5%, algo que para los analistas implica que los inversores están apostando a posibles subas de tasas en el mediano y largo plazo, y esa ruptura se ha dado con una presión muy marcada, que este viernes se tradujo directamente en una extensión a la zona de 5,18%.

Al mismo tiempo, esa fuerte suba afectó los mercados accionarios estadounidenses, con caídas cercanas a 3,5%. La preocupación que continúan mostrando las autoridades monetarias estadounidenses respecto de la inflación, la suba de tasas de 2,5% a 4% que aplicó el Banco Central Europeo (BCE) el miércoles pasado y los buenos datos de actividad en Estados Unidos configuran un panorama en el que los analistas ya casi descartan la posibilidad de que la Fed reduzca el costo del dinero en lo que queda del año, alternativa que no se veía con tanta fuerza hasta pocas semanas, siendo que incluso en esta misma columna a mediados de abril notábamos que la expectativa de bajas en la tasa de fondos federales que esperaba el mercado era muy poco probable que se materializara en realidad, y en estas semanas hemos visto no sólo la confirmación de ese escenario, sino un giro de 180 grados en la visión de los analistas, pasando de posibilidades de bajas de la tasa de fed funds (que actualmente se ubica en niveles de 5,25%) a chances de una suba antes de fines de este año...

¿QUE NOS DICEN LOS GRAFICOS?

Realmente, este accionar impulsivo de ventas de bonos norteamericanos que ha llevado a una caída en los precios de futuros de estos bonos de 1,48% y en lo que respecta a la tasa de interés la presión alcista se profundizó directamente 5 por ciento esta semana, pasando de niveles de 4,92% a este máximo de viernes de 5,18% y llevándonos a quebrar los niveles de resistencia intermedios que se ubicaban en 4,95%/5,05%, deja ahora un siguiente objetivo técnico en la zona de 5,25 por ciento y posiblemente debamos esperar una presión mayor, buscando el área de 5,4% en esta tasa de interés a pesar de que en el intermedio los movimientos de corto plazo dejen lugar a recuperaciones en precios de bonos y una baja menor de su rendimiento en esta semana...

¿Por qué ese cambio repentino esta semana? A pesar de que el mercado de renta fija norteamericano está acumulando niveles marcados de sobreventa de bonos tras este continuo avance, y ello daría lugar a que paulatinamente tengamos algún descenso intermedio en esta tasa, si observamos las secuencias de largo plazo tanto en la tasa de títulos a 10 años de vencimiento, como a 30 años, podemos observar que la presión de esta semana en ambos casos nos está haciendo chocar con líneas bajistas de tendencia en las gráficas semilogarítmicas mensuales, señales que se encuentran en fuerza desde la década del 80 y deberemos saber que si este mes de junio ambas tasas continúan mostrando presiones alcistas y esta zona de 5,15%/5,20% es superada al cierre mensual en los bonos a 10 años, y 5,30% aproximadamente en los bonos a 30 años, el panorama de estos activos de referencia mundial quedará delineado de una manera muy clara: con continuidades de suba en estas tasas de interés hacia los meses que siguen... Es así como actualmente esperaremos que cualquier ajuste a los niveles de 5,05%, a modo de pullback o incluso a 4,95%/ 4,90% sea considerado con cautela sabiendo que el panorama global ha quedado nuevamente con la chance de que estas tasas de largo plazo superen más tarde esta zona de resistencia, la misma que a mediados de 2006 contuvo técnicamente el accionar de esta tasa en 5,25% y se dé un direccionamientoal área de 5,4%. Será necesario que desde esta zona actual salga una fuerte compra de bonos y que finalmente tengamos un regreso de la tasa por debajo de 4,9% en forma directa como para descartar este escenario de subas mayores...

¿Cómo impacta este accionar del mercado secundario de bonos en la política monetaria mundial?

Estamos en una etapa muy particular del mundo con una conjunción de fortaleza del crecimientoeconómico y mucha liquidez buscando ávidamente rentabilidad.

El enfoque de política monetaria que habíamos observado hasta principios de 2006 en Estados Unidos consistió en un aumento paulatino de la tasa de fondos federales para paliar los riesgos inflacionarios, especialmente asociados a la tendencia alcista que traían los energéticos. Hace un año, la Fed quedó en stand by y mantuvo el nivel de esa tasa de referencia en 5,25% desde 1% de mediados de 2004, por el temor que la restricción monetaria pudiera impactar en una desaceleración económica significativa... confluyendo en el caso típico de trade-off entre crecimiento e inflación. Las perspectivas del mercado fueron entonces direccionándose a esperar que este año la Fed terminara reduciendo el nivel de su tasa de referencia, pero estas semanas el cambio de opinión está siendo rotundo, y ya nuevamente los analistas observan las posibilidades de subas en la tasa. A mediados de abril notábamos que tendiendo en cuenta los datos globales de los últimos meses con niveles de inflación norteamericana superiores a la del bloque europeo y obviamente al bloque liderado por Japón, cualquier posibilidad de baja de tasas quedaba disminuida..., y actualmente vemos que se refuerza esa posibilidad y que en lo que respecta a riesgos de inflación la misma podría quedar convalidada hacia 2008 con mayores presiones alcistas en commodities como el petróleo, metales y granos, siendo esta suba de tasas un antecedente para tomar cautela en los mercados de acciones, futuros y monedas y especialmente en la operatoria en mercados emergentes...

Observemos también el gráfico donde superponemos la tasa de bonos a 10 años y la de referencia de la Reserva Federal, y veremos que a principios de 2000 por ejemplo la tasa de bonos a 10 años, marca un techo en la zona de 6,83% en enero, y desde allí cede a la baja paulatinamente, mientras la tasa de fondos federales aún continúa un ascenso paulatino hasta su última suba mensual en mayo. Asimismo, luego de haber tocado mínimos cercanos a 3 por ciento a mediados de 2003 la tasa de bonos a 10 años comenzó un avance paulatino que aun cuando fue volátil también sirvió de antecedente, y luego de meses estable en la zona de 1%, la Fed decidió en el año 2004 comenzar el ajuste alcista que como comentáramos se extendió hasta principios del año pasado, quedando desde allí ese movimiento estable... Entonces, si la tasa de bonos a 10 años ha servido como antecedente del accionar que tomó la Fed en esas oportunidades, ¿qué podemos esperar ahora? Nuevamente seguimos creyendo que no existe ningún incentivo macroeconómico para que la Fed intente bajar en su tasa de interés este año, y que serán priorizados los riesgos inflacionarios aún latentes como para mantener la tasa en los niveles actuales o incluso dejar una suba adicional antes de fin de año, aunque creemos que no será en esta reunión de fines de junio. Veamos...

Dejá tu comentario