INDEC inflará crecimiento y cupón ganó 11% en 2 días

Economía

El cupón PBI en pesos sigue brillando. Subió 11% en dos días y con volúmenes tan elevados de negocios como en los buenos tiempos. Ayer la suba fue de 4,80%. Los inversores están tomando posiciones en estos derivados, porque saben que los bonos en pesos que ajustan por el costo de vida están aplastados por el INDEC y seguirán así tal vez hasta fin de año.

El hecho de que el gobierno estimule el consumo y la candidata oficial anunciara que seguirá esa línea aunque haya inflación, le da vigor al cupón, que a fin de año paga dividendos en base al porcentaje que creció la economía en 2006 y a fines del año que viene hará lo mismo tomando las mediciones de crecimiento (sería más alta que el dato real). Y en esto tiene que ver el INDEC, que todo lo que juega en contra de los bonos indexados en pesos, lo hace a favor de los cupones al inflar las tasas de crecimiento. La última medición, la de julio, el mes que nevó en Buenos Aires, faltó gas y las fábricas suspendieron obreros, dio un crecimiento de 8,6% que nadie imaginó.

  • Derrumbe

    Ese mes los cupones se derrumbaron 10% porque los inversores estimaron en ese momento que la economía se iba a desacelerar por los problemas energéticos. El INDEC corrigió la realidad con sus números y mostró un mes pujante en actividad.

    Con su estrategia, el organismo consiguió que los inversores les escapen a los bonos y se vuelquen a los cupones.

    A todo esto los bonos del canje de la deuda bajaron. El Discount en pesos que había subido poco más de 1% el día anterior, cedió 0,10%.

    Los bonos posdefault en pesos tuvieron bajas generalizadas de hasta 1,20% como sucedió con el BOGAR. A su vez, los nominados en dólares permanecieron neutros a pesar de la leve baja del dólar en el mercado cambiario. El riesgo-país subió levemente 0,54% a 372 puntos.

    Los negocios en títulos públicos crecieron 30% en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) al sumar $ 1.340 millones. En cambio, en la Bolsa de Comercio se operaron $ 479 millones, 20% menos que el día anterior.

    El dólar bajó después de dos días de suba. Muchos necesitaban hacerse de pesos y al ver que la tasa del dólar futuro estaba muy baja, decidieron vender al contado y recomprarse a futuro.

    La moneda abrió firme a $ 3,1640, pero a partir de las 11.30 comenzó a bajar. Al mediodía el «bid», donde se anota la demanda, estuvo en blanco, eran todos vendedores. El Banco Central no intervino y sus reservas siguieron en u$s 43.005 millones.

  • Cierre
    Al cierre, el dólar quedó en $ 3,1560 y en las casas de cambio, donde la demanda del público no cede, siguió a $ 3,18 para la venta.

    Para hoy el dólar está muy vendedor. La oferta suma u$s 55 millones y hay compradores por u$s 7 millones.

    El mercado sigue cauteloso y no sería extraño que hoy haya alguna toma de ganancias en los cupones que sea aprovechada por otros inversores para entrar.

    La especulación sobre los bonos seguirá. Este mercado que hasta que el INDEC fue creíble era refugio de ahorristas contra la inflación, ha pasado a ser más chico y más especulativo. No sólo se alejaron los inversores del exterior, sino que se fueron los ahorristas genuinos de la Argentina que tampoco encuentran satisfacción en las tasas de interés de plazo fijo y buscan atesorar dólares como en las épocas financieras menos felices.

    De todas maneras, las tasas de interés lentamente están subiendo a pesar de la decisión del Banco Central de mantenerlas aplastadas (ver pág. 5).
  • Dejá tu comentario