Kirchner en Nueva York: "Voy a cuidar superávit"

Economía

Néstor Kirchner pudo explicar ayer sus planes económicos ante varias de las principales empresas norteamericanas en la primera jornada de su gira por Estados Unidos. Recogió promesas de inversiones en el sector postal, alimentario, informático, aerocomercial y petrolero. Y como muestra de sus intenciones, ratificó que en breve licitará nuevamente el correo oficial. Tuvo, además, ciertas felicitaciones por la forma en que se generó un abultado superávit fiscal. También se lo escuchó con atención hablar sobre la marcha de las negociaciones de la deuda. Pero fueron permanentes los cuestionamientos sobre la verdadera voluntad de Kirchner de respetar los contratos y la seguridad jurídica. Por eso, el Presidente terminó el encuentro con una frase directa: «Este será el gobierno que más garantice la seguridad jurídica». Hoy Kirchner tendrá dos capítulos clave de su viaje. Les explicará a varios grupos de acreedores de deuda en default sobre la oferta de quita de 75% y por qué no se puede mejorar con un superávit fiscal tan amplio. Hablará con empresarios petroleros, a los que justificará los motivos por los cuales necesita crear una empresa estatal de energía y el rol que tendrán las inversiones privadas en ese ente.

Nueva York (Reuter, EFE, ASN) - «Les doy mi palabra que este gobierno será el que más respete la seguridad jurídica y cumpla sus promesas. Mucho más que cualquiera de mis antecesores», dijo Néstor Kirchner ante la embestida de los empresarios de capitales norteamericanos que se llegaron a escucharlo en su primer día de gestiones en Nueva York. Así quiso cerrar los cuestionamientos a los primeros pasos de su gestión y a las dudas que todavía genera en ese país. El jefe de Estado tuvo que atender durante casi una hora a preguntas cruzadas de los empresarios que se llegaron hasta el hotel Península, y en un momento pidió la palabra y dijo varias definiciones. «En la decisión de invertir en la Argentina deben evaluar la rentabilidad, porque la seguridad jurídica está asegurada.» «El gobierno solucionará definitivamente la crisis energética», aseguró. Luego agregó que « tenemos un superávit récord que será cuidado durante toda mi gestión». Sólo luego de estas definiciones el Presidente pudo convencer a sus interlocutores e ir cerrando este capítulo para llegar al de las promesas de inversión. Como muestra de sus intenciones, ratificó que el Correo Argentino será reprivatizado, pese a las dudas que aún existen sobre ese proceso.

Entre otras empresas escucharon el mensaje del argentino, y aseguraron que permanecerán y aumentarán su compromiso, compañías como Advent (la dueña de OCA que prometió intervenir en la licitación del Correo Argentino, quizá la única promesa seria de inversión que se obtuvo ayer), General Mills (propietaria de La Salteña, que dijo que volvería a importar los helados Haagen Däzs), Lockheed (aseguró que unidades y productos de su planta en Córdoba serán vendidos a Colombia y Bolivia), IBM (informó que parte de su publicidad mundial es realizada en la Argentina y resaltó la capacidad de los técnicos locales) y Delta Airlines ( confirmó que volverá a volar entre Atlanta y Buenos Aires).

• Protesta cerealera

Hubo también muchos reclamos. Cargill y otras cerealeras protestaron por las altas retenciones y reclamaron sin éxito un cronograma de reducción de estos impuestos por parte del Presidente. Las petroleras pidieron más precisiones sobre la empresa estatal que lanzará el gobierno, sobre todo la seguridad jurídica que tendrían sus exploraciones petroleras futuras.

Obviamente también aparecieron las preguntas directas de los sectores vinculados al sistema financiero (bancos y agentes de inversión), que pidieron precisiones sobre si la oferta de quita de 75% es la última versión.
Kirchner ratificó el dato, pero dijo que este capítulo será analizado puntualmente hoy en la reunión que organizará el Council of Americas, con David Rockefeller y William Rhodes como anfitriones principales. Además se preparó otro encuentro cerrado exclusivamente con acreedores, para hoy a las 10 de la mañana también en el Península.

Kirchner completó así su primera jornada en Nueva York. El día comenzó con un problema: por cuestiones climáticas el Tango 01 llegó una hora y media tarde, lo que alteró levemente el cronograma preparado originalmente. Fue pasado el mediodía cuando el Presidente llegó al Península, lo que como primera consecuencia hizo que no hubiera tiempo para un descanso que había en su agenda. Sólo hubo tiempo para una ligera recorrida a pie por las cercanías del hotel, ubicado estratégicamente entre la Quinta Avenida y la 55, a dos cuadras del Radio City.

• Jornadas centrales

A las 16 ya habían comenzado a llegar los empresarios para participar de la reunión, que finalmente duró más de cuatro horas. Hoy y mañana serán en realidad las jornadas centrales del viaje de Kirchner. Luego de la reunión con acreedores en la mañana, el Presidente tendrá un encuentro exclusivo con empresarios vinculados a la producción petrolera y energética en general.

A las 12 hablará en el Consejo de las Américas y a las 18 estará con
Paul Krugman en el New School University. mañana estará volando a las 9 hacia Washington donde a las 11 se cruzará con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, y a las 18.30 recibirá un premio del Comité Judío Americano.

Es antes de este encuentro cuando la delegación argentina espera que el enviado del gobierno de Estados Unidos a esa reunión, casi seguramente el secretario de Estado
Colin Powell, se encuentre con Kirchner.

Dejá tu comentario