La medida impacta poco en la Argentina

Economía

Brasilia (Reuters) - La competitividad de las exportaciones de América latina no mejorará de inmediato por la decisión de China de revaluar su moneda, aunque la medida podría ser un aliciente en el largo plazo, dijeron analistas y empresarios de la región.

Sólo México, el país latinoamericano que más exporta a Estados Unidos, podría verse limitadamente beneficiado.

Pero, los especialistas indicaron que poco cambiará para exportadores como Brasil, Colombia y la Argentina por la decisión de Pekín. No va a haber ninguna repercusión en materia comercial; una apreciación de 2% no tiene ningún efecto, consideró la mayoría de los analistas.

El comercio de América latina con China creció fuerte en los últimos 10 años y llegó a unos u$s 50.000 millones en 2004. Soja, aceites, cobre, harinas y mineral de hierro están a la cabeza de las ventas de la región a China, que exporta por su lado productos industrializados.

Las abultadas ventas chinas de manufacturados constituyen a menudo un dolor de cabeza para los industriales latinoamericanos.
Según ellos, la apreciación del yuan no cambiará el cuadro. «Es una modificación irrelevante delante de los niveles de competitividad de China en relación con Latinoamérica», dijo Roberto Giannetti da Fonseca, de la poderosa Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp). Las masivas exportaciones de China a Estados Unidos provocan también problemas para México, que destina casi 90% de sus ventas externas al mercado estadounidense. Las exportaciones mexicanas han perdido terreno en el mercado norteamericano frente a los productos del gigante asiático, que en 2003 le arrebató a México el puesto de segundo mayor exportador mundial a Estados Unidos.

Dejá tu comentario