La Presidente recibió a Eskenazi y autoridades de Repsol en Casa Rosada

Economía

La presidenta Cristina Kirchner recibió hoy en su despacho de la Casa Rosada al empresario Enrique Eskenazi, cabeza del Grupo Petersen, que recientemente adquirió el 14,9 por ciento de YPF, la mayor petrolera argentina.

Si bien el encuentro fue sólo "protocolar", el gobierno espera que el ingreso de capitales argentinos en YPF fortalezca la política de inversiones en exploración, en la búsqueda de nuevas reservas de hidrocarburos.

En la reunión participaron, además, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, los ministros Martín Lousteau (Economía) y Julio De Vido (Planificación Federal), además del titular de Repsol, Antonio Brufau.

Repsol YPF volvió a cotizar hoy en la Bolsa de Madrid, con una suba del 1,3 por ciento, tras permanecer suspendida su operatoria desde el 21 de diciembre a raíz de la mega-operación.

Según informaron fuentes oficiales, durante la audiencia el nuevo socio del grupo español Repsol felicitó a la presidenta entrante y analizó con ella algunos detalles de la operación de compra de parte de la petrolera por un total de 2.235 millones de dólares.

El acuerdo prevé, además, que el grupo encabezado por Eskenazi pueda ampliar su participación hasta el 25 por ciento, mediante una opción de compra de un 10,1 por ciento adicional, en un plazo máximo de cuatro años.

En tanto, la calificadora Standard & Poor's colocó su calificación 'BB+' en escala global (moneda local) de YPF en "revisión especial con implicancias negativas".

La tendencia de la calificación 'BB' en moneda extranjera permanece estable, indicó S&P.

"La revisión especial con implicancias negativas se produce luego del reciente anuncio efectuado por Repsol-YPF S.A., acerca del acuerdo con el grupo argentino Petersen", indicó la calificadora.

Standard & Poor's indicó que "de acuerdo con información pública, el grupo Petersen financiará la adquisición con significativos montos de deuda financiera a nivel de una compañía holding, lo que agregaría cierta presión en YPF para mantener su actual agresiva política de dividendos".

"Esto resulta particularmente relevante a la luz de las necesidades de inversiones de capital de YPF para mantener una adecuada base de reservas de hidrocarburos", señaló la calificadora, y consideró que "para evitar incrementar su riesgo de negocio, YPF debería aumentar sus gastos de capital a fin de fortalecer sus operaciones de producción de crudo (particularmente si las inversiones involucran exploración off-shore que es más riesgosa).

S&P señaló que "si bien reconocemos que YPF posee actualmente un muy bajo nivel de endeudamiento y por lo tanto podría tomar deuda y mantener sólidos indicadores crediticios, el efecto de persistentes pagos elevados de dividendos, y los desafíos que implican mantener tanto el desempeño operativo en las áreas productivas como una adecuada base de reservas, podrían resultar en una baja de calificación de un nivel".

Dejá tu comentario