La UIA pedirá audiencia a la Corte por la ley de ART

Economía

Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) votó ayer por unanimidad solicitar una audiencia urgente a la Corte Suprema de Justicia con el fin de explicarle la posición de la central fabril en relación con la controvertida cuestión de la ley de accidentes de trabajo. Un fallo del máximo tribunal introdujo una cuota no menor de incertidumbre entre los empresarios, al habilitar la vía civil para reclamar indemnizaciones superiores a las establecidas en la ley de ART.

En cambio, se decidió postergar «sine die» la integración de la «mesa chica» sugerida por Trabajo para discutir allí los detalles de la futura norma. «No tiene sentido sentarse a esa mesa si todavía nosotros no tenemos claro qué debe modificarse del proyecto que hace menos de un mes conocimos», dijo a este diario una alta fuente de la UIA. «También tenemos que construir consenso con otras ramas del empresariado.»

Por eso, para ir desbrozando el camino, el viernes pasado la central fabril que preside Héctor Méndez convocó a una reunión del Grupo de los Ocho -que integra junto con el agro, la Bolsa, los bancos nacionales, la construcción y el comercio-, reunión que continuará por estos días. «Lo que vemos es que la preocupación crece en todos los sectores, aun cuando sabemos que los más afectados por la ley seremos los industriales.»

A la decisión del pedido de audiencia se llegó luego de que se escucharan fuertes críticas al proyecto de ley de accidentes de trabajo elaborado por la cartera laboral, y también que dirigentes sugirieran pedir una audiencia al presidente Néstor Kirchner con el mismo propósito que tendría una reunión con la Corte. La Junta, que tiene casi 70 representantes de uniones de todo el país, es una especie de parlamento de los industriales; en la asamblea se escucharon ponencias que iban desde la necesidad de confeccionar un proyecto alternativo al redactado por Carlos Tomada y sus asesores, hasta la posibilidad de reemplazar el esquema de ART por un impuesto nacional. Esta idea, copiada del modelo que se aplica en Brasil, se basa en conformar un fondocomún nacional con ese impuesto, para que sea el Estado el que se haga cargo de las indemnizaciones por siniestros en el ámbito laboral. La alícuota del gravamen se acercaría a 3,5% que Trabajo promete será el techo del nuevo sistema de ART. De todos modos, no parece probable que este esquema pueda tomar vuelo, atento a que no todos los empresarios verían con buenos ojos que sea el Estado el que maneje esos fondos, y que, además, no habría ninguna garantía de que la Justicia no habilite la vía civil aun con el propio Estado como actor en esta área.

• Catarsis

Una de las fuentes consultadas por este diario afirmó que la reunión de ayer por la tarde en el edificio de Avenida de Mayo «fue una catarsis: muchos representantes de pymes del interior expresaron su honda preocupación ante la posibilidadde que no haya techoen las indemnizaciones, y de tener que compartir el gobierno de sus empresas con delegados gremiales».

Según el trascendido, los más elocuentes en este sentido habrían sido los representantes de la Unión Industrial de Santa Fe, de los textiles, los metalúrgicos, la indumentaria y el calzado. Uno de ellos incluso expresó que «si la ley sale como quiere Tomada, desaparecemos». Los oradores adujeron «la inseguridad jurídica es cada vez mayor y nos complica la existencia». Otro recordó que «90% de la industria está conformado por pymes; si tenemos que pagar indemnizaciones sin límites, nos fundimos todos». La dureza de las posturas seguramente no queda reflejada cabalmente en el relato que hicieron los protagonistas de la reunión. Un directivo de la entidad aportó el dato de que el gobierno -como en tantas otras áreas- estaría dispuesto a posponer el tratamiento de la ley al menos hasta pasadas las elecciones de octubre. «El Congreso está desactivado 'de facto', pero ¿qué pasa si en el interín de acá a octubre se conoce otro fallo parecido al de la Corte, y hay que empezar a pagar indemnizaciones sin límites?», volvió a inquirir un delegado del interior.

Dejá tu comentario