Más desafíos al FMI: crece emisión de bonos

Economía

A pesar de las recomendaciones de Nación y los "consejos" del FMI, las provincias siguen creando y emitiendo bonos propios, argumentando que en el marco crítico no tienen otra fuente de financiamiento. En menos de una semana, Chubut, Córdoba y Entre Ríos tomaron medidas que significarían emisión de cerca de $ 850 millones nuevos en títulos provinciales. El Poder Ejecutivo de Chubut decretó la creación de los Petrol, que con garantía hidrocarburífera serán emitidos con un tope de 10 millones de dólares para cubrir los gastos del Estado provincial. En Córdoba, dieron vida a los Docof -con un límite de emisión de $ 700 millones-, que el Estado destinará a sus proveedores, quienes podrán endosarlos a sus respectivos acreedores. Por su parte, la Legislatura entrerriana dio media sanción a la emisión de $ 112 millones de bonos federales, en una convulsionada provincia con seria crisis en sus cuentas.

Los gobiernos provinciales continúan desafiando a Nación y persisten en la emisión de bonos de propia factura. Durante la última semana hubo novedades en tres provincias: Entre Ríos, Chubut y Córdoba.

A pesar de las «quejas» del FMI ante Nación, alertándola de la proliferación en todo el país de papeles de dudoso respaldo, Córdoba y Chubut se decidieron en los últimos días a crear dos nuevos títulos, mientras que la Cámara Baja de Entre Ríos decidió aumentar la emisión de los bonos Federales. En todos los casos, las medidas son justificadas por los distritos como respuestas ante la crisis financiera que afrontan.

El gobernador radical de Chubut, José Luis Lizurume, a través del decreto 415/02, resolvió la emisión del llamado Bono Petrolero (Petrol), por un monto de u$s 10 millones. La cartera de Hacienda de Chubut será la encargada del control y colocación de los Petrol, que tendrán una duración de ocho años, en una o más series, y cuyo destino será la cancelación de obligaciones del sector público provincial. Chubut dará como garantía las regalías hidrocarburíferas, con lo cual deberá ceder hasta 100% mensual de las regalías que le corresponden por la explotación de hidrocarburos líquidos del yacimiento Pampa del Castillo, concesionado a la empresa Sipetrol Argentina SA.

•Objetivo

Lizurume argumenta que los Petrol tendrán la misión de «equilibrar el desfasaje financiero en el presupuesto provincial» como consecuencia de la disminución en los recursos nacionales y la caída en la recaudación de impuestos; a lo que se suma el compromiso contraído con Nación de reducir 60% el déficit provincial.

En el caso de Entre Ríos, la Cámara de Diputados dio media sanción a la emisión de $ 112 millones de bonos Federales que tendrían como destino prioritario, entre otros objetivos, el pago de las deudas con la obra social provincial (Iosper), deudas y provisión de medicamentos e insumos para hospitales y centros de salud y comedores escolares. Estos $ 112 millones significan una reducción con respecto a los $ 260 millones que había solicitado el gobernador Sergio Montiel en marzo.

En Córdoba, en tanto, fue creado días atrás el Documento de Cancelación de Obligaciones Fiscales (Docof), que con una emisión límite de $ 700 millones -que se suman a los $ 600 millones de Lecor-tendrán por objeto el pago a proveedores, quienes a su vez podrán pagar deudas fiscales con estos mismos papeles. Asimismo, los Docof podrán ser transferidos a terceros, no emitirán ningún interés y vencerán al año de su emisión o cuando la provincia los reciba como forma de pago. Cabe señalar que este verano, la provincia de Mendoza también definió la creación de su propio bono -el Petrom-, con garantía hidrocarburífera y por un monto de $ 178 millones. Estos papeles están a punto de salir a la circulación.

•San Juan

En tanto que San Juan se decidió a emitir los llamados Huarpes por una cifra aproximada a los $ 100 millones. Por último cabe señalar el caso de Río Negro, donde el gobernador radical Pablo Verani, insiste en emitir sus propios títulos, también llamados Petrom. La intención del mandatario es hacerlo por una suma cercana a los $ 250 millones y aplicarlos al pago de salarios, pero sus opositores prefieren emitir $ 50 millones y no pagar haberes con ellos. Por el momento el proyecto de Verani se encuentra en suspenso, trabado políticamente.

Dejá tu comentario