Merkel dijo que se necesitará "una década" para superar la crisis

Economía

Marchita por la crisis financiera y la deuda soberana, Europa necesitará una década al menos, hasta 2021, para iniciar su recuperación, estimó implacable la canciller alemana, Angela Merkel.

"Probablemente haga falta una década para que estemos mejor", apuntó Merkel desde un video, que cada sábado coloca en su portal de Internet Bunderegierung a modo de diálogo con sus compatriotas.

La deuda soberana de los estados se ha ido acumulando durante décadas, lo que significa que "no dejará de existir de un día para otro", añadió, antes de sostener que "casi todos los grandes países europeos han gastado durante años mucho más de lo que han ingresado".

La jefa del ejecutivo germano se refirió también a la normativa constitucional que prohíbe asumir nuevos créditos por encima de un limite estipulado y subrayó que "por eso también es tan importante que Alemania cuente con un freno a la deuda".

"Por eso hemos decidido ahora que todos los países de la Eurozona se impongan un freno a la deuda similar", insistió Merkel.

Sin embargo, la canciller admitió que no hay motivos para el pesimismo en lo que se refiere al desarrollo económico, aunque subrayó que "si a Europa no le va bien, a Alemania tampoco le irá bien".

Por eso hay que hacer todo lo posible "por poner en orden las cosas en Europa", agregó e directa referencia a los ciudadanos germanos que objetan que la solidez económica de su país se ponga al servicio de economías de países de la región muy debilitadas.

"Tenemos todavía mucho trabajo, eso tengo que decirlo", subrayó la canciller y agregó que todos los países tiene que esforzarse y hacer los deberes", en referencia al cumplimiento de los recortes presupuestarios y los ajustes que se les exigen a naciones como Grecia, Portugal, Irlanda, España e Italia.

"Si ayudamos a las personas simples, ayudamos también a los bancos" en la crisis de la región, comentó Merkel en su video, al considerar que las entidades bancarias "no son instituciones anónimas".

"Los bancos cumplen un rol irremplazable en la economía moderna. Si no hubiésemos ayudado a los bancos como lo hicimos, hubiéramos tenido un impacto sobre la economía real y se habría registrado, por ejemplo, un aumento de la desocupación", alertó la jefa de gobierno de Alemania.

La banca es tan importante en el esquema de la economía mundial, que, según la canciller, es "muy importante" darle un marco de seguridad a sus desempeños, como lo ha decidido el Grupo de los 20 recientemente en Cannes.

"En el futuro también debemos tejer una red de seguridad con las otras fuerzas de la economía", completó Merkel.

Los diarios alemanes publicaron una encuesta días atrás que muestra que el 59% de los ciudadanos piensa que su gobierno ha perdido el rumbo, mientras que el 82% se inclinó a pensar que "lo peor de la crisis está por llegar".

Sin embargo, contradictoriamente, los alemanes aprueban el rol de Merkel en Europa con amplio margen, un 59% de adhesiones.

Dejá tu comentario