Para ahorristas: bonos de las provincias rinden 16%

Economía

Los rendimientos que llegan hasta 16% anual en pesos, los títulos provinciales están captando la atención creciente de los inversores, especialmente los minoristas. En general se trata de bonos reestructurados que ajustan su capital por CER y que pagan entre dos y tres puntos anuales más que papeles de duración similar pero emitidos por el gobierno nacional.

En general, la comparación de estos bonos -que cotizan en la Bolsa de Comercio porteña- se hace contra el BOGAR 2018, el título que surgió de las deudas provinciales que en la crisis fueron traspasadas a la Nación. Si bien el gobierno nacional paga los vencimientos de capital e interés de este bono, luego se cobra dicha erogación de las provincias, a través de un porcentaje de la coparticipación federal.

Uno de los bonos más requeridos por inversores minoristas para incrementar el rendimiento de su cartera es el Consadep, emitido por la provincia de Tucumán, que vence en febrero de 2018. El rendimiento de este título, cuya estructura es prácticamente idéntica a la del BOGAR 2018, llega a 6,7% anual más el ajuste por CER, lo que a valores actuales estaría dando algo más de 16%. Con la suba de los últimos meses, en cambio, el BOGAR aumentó su paridad y redujo el rendimiento a 4,6% anual por encima de la inflación.

El director de Argentine Research, Rafael Ber, aseguró que la tasa adicional que ofrece este bono respecto del BOGAR es «excesiva», considerando «las características del título y los riesgos asociados». Según su perspectiva, el diferencial de tasas, que actualmente se ubica en 210 puntos básicos (2,10% anual) debería reducirse a no más de 100 puntos. Tucumán presenta muy buena capacidad de pago, por lo cual no debería haber sorpresas en el mediano plazo. Además, su gobernador, Jorge Alperovich, mantiene una estrecharelación política con el gobierno nacional.

Por lo tanto, existe un potencial de suba para el capital de este bono tucumano que supera con amplitud al que presentan los bonos nacionales. Una cuestión que puede complicar es el monto relativamente chico de la emisión del Consadep, que llega a $ 200 millones contra $ 26.500 millones del BOGAR.

Otras provincias emitieron títulos similares que también ofrecen atractivas tasas. Los casos más notorios son los de Río Negro y Chaco, que vencen en 2015 y ajustan de acuerdo con la inflación. En ambos casos los rendimientos son similares a los que ofrece Tucumán (16% anual). Claro que la situación financiera de ambos distritos no es tan holgada y tampoco es tan estrecha la relación con el gobierno central.

Todavía hay provincias que vienen llevando adelante negociaciones para salir del default. Es el caso de Formosa, que en diciembre hizo una oferta para renegociar $ 200 millones que no fue aceptada por los acreedores. Pero comenzaría una nueva ronda de conversaciones para llegar a alguna solución.

En otro rango se ubican los bonos emitidos por las provincias pero en dólares, generalmente en el mercado internacional. Uno de los más recomendados por estas horas es el Aconcagua, emitido el año pasado por Mendoza. Actualmente, este título rinde 8,72% anual en dólares, es decir un punto más que papeles de similar duración de la Nación, como el recientemente colocado BONAR VII.

Los títulos de la provincia de Buenos Aires tienen rendimientos aun más altos, que superan levemente 9% anual en dólares para el de plazo más corto (2015). Están castigados por el déficit fiscal del distrito, que se acentuaría este año hasta los $ 1.600 millones como piso, lo cual resiente la capacidad de pago.

Por su parte, el bono emitido por Neuquén en el mercado internacional el año pasado presenta un rendimiento bajo de 7,50% anual en dólares.

Uno de los títulos de mejor comportamiento es el denominado «Tango», de la Ciudad de Buenos Aires. ¿El motivo? Nunca entró en cesación de pagos y pagó puntualmente aun durante el default nacional.

Dejá tu comentario