Para ahorristas: recomiendan cautela por la caída en Brasil

Economía

El derrumbe de los mercados en Brasil y la suba de las tasas en EE.UU. impactaron fuerte en los papeles argentinos, y de hecho se estima desde hoy una tensa jornada en mercados. El dólar cerró el viernes a $ 2,94 para la venta pese a una fuerte liquidación de mano de los exportadores de cereales y oleaginosas.

¿Pueden seguir cayendo los mercados aquí? El viernes puntualmente lo que gatilló las ventas fueron datos de empleo en EE.UU. que mostraron una reactivación de la economía muy por encima de las expectativas que tenían los operadores de Wall Street. Y ante cada noticia que anticipa suba de tasas en EE.UU., Brasil se desploma. Y contagia al resto de América latina. Esta semana puntualmente no se esperan datos determinantes de la economía norteamericana, aunque está claro que el dólar se mueve ahora en una banda entre 2,90 y los 3 pesos. A continuación, la opinión de economistas sobre lo que puede pasar en los mercados:

MIGUEL BEIN

La Argentina es muy Brasildependiente respecto del merquecado financiero. A pesar de que se considere que no está inmersa plenamente en el mercado de capitales internacional, algo de inserción tiene. En este último tiempo, a pesar de estar en default, ingresaron al país capitales, a través de la compra de títulos públicos posdefault, especialmente los indexan por el CER. La situación en Brasil, sumada a las repercusiones de un aumento en la tasa de interés en Estados Unidos, que continúa demorando la suba, llevó a un aumento del dólar como cobertura en las posiciones vendidas en la moneda norteamericana. Estamos en sintonía con Brasil, y hasta que éste no haga piso y se estabilice, la Argentina seguirá zigzagueando en su economía.

Por su parte, en el mercado de bonos posdefault, se exhibieron caídas importantes, aunque menores que las registradas en los bonos brasileños. La Argentina continúa con alguna conexión con el mercado financiero mundial, y estamos siendo castigados en consecuencia, más allá del default aunque con algunas amortiguaciones en los precios.

ORLANDO FERRERES

Particularmente lo que está pasando en Brasil responde a la incertidumbre de lo que sucederá con las tasas de Estados Unidos. Un aumento de las tasas de interés norteamericanas afectaría, con una menor liquidez, el mercado financiero brasileño. Lo cual afecta a la Bolsa latinoamericana en general, y la Argentina no está exenta de ello. Por otra parte, la Argentina con una deuda declarada en default, un aumento en la tasa de interés por parte de la Fed, haría más dificultosa la tarea de reestructuración. Sin embargo, todavía falta para que suba la tasa, no es tan inmediato.

Por lo pronto, el efecto será de corto plazo, hasta un ajuste más realista, que dependerá de lo que pase en junio con las tasas de Estados Unidos.

CARLOS HELLER

No hay duda de que Brasil es un referente importante para el mercado financiero argentino. De todas formas, lo que sucede en Brasil se debe principalmente al poco acuerdo sobre el comportamiento esperado de la tasa de Estados Unidos. Y lo que suceda en la economía de Brasil siempre va a impactar en la Argentina. Brasil hoy tiene problemas estructurales importantes. Con lo cual, una suba en la tasa de interés en la economía de Estados Unidos afecta directamente en la balanza de pagos brasileña de forma desfavorable. Esto, obviamente, complica y tensiona a los mercados latinoamericanos y, particularmente, al mercado financiero argentino. Por lo tanto, ahora sólo resta ver cómo se estabilizará esta semana la situación en Brasil.

MARCO REBOZOV

Es claro que está empezando un ciclo internacional negativo para la Argentina, que produciría un aumento en las tasas de interés y una baja en sus commodities. Ante esta situación, la Argentina necesitaría mayor inversión, así como evitar la reversión de una corriente de ingresos de capitales. En este contexto no es importante Brasil debido a que en el mercado financiero argentino no hay capitales importantes provenientes de este país y, en materia de exportaciones, sí somos medianamente dependientes. Por lo tanto, lo que la Argentina debe evitar, es el efecto contagio, ya que Brasil tiene también problemas estructurales bastantes complicados. El gobierno de Lula tendría que anticipar con reformas que hoy están bastante estancadas, para cubrirse.

Dejá tu comentario