Para Mondino hay "acoso oficial"

Economía

De paso por Gualeguaychú, Entre Ríos -hasta donde viajó para apoyar a la Asamblea Ciudadana Ambiental local para que el conflicto por las papeleras llegue a organismos internacionales y a la Unión Europea-, el defensor del pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, se reunió ayer con Alfredo de Angeli, ante quien reconoció que los productores rurales se encuentran «acosados» por el gobierno.

«Con Alfredo y otros productores intercambiamos opiniones y coincidimos en la falta de una política agropecuaria. Yo creo también que después del conflicto, los productores se sienten acosados por el gobierno», manifestó Mondino durante la charla que mantuvo el mediodía de ayer con De Angeli, titular de la Federación Agraria de Entre Ríos.

  • Desautorizado

    La aparición de Mondino se da luego de su frustrado intento de funcionar como mediador entre el gobierno y el campo en julio pasado, durante una de las instancias más críticas del conflicto. En su momento, el defensor del pueblo mantuvo reuniones con la dirigencia rural, pero fue absolutamente desautorizado por el Poder Ejecutivo, por lo que quedó fuera del terreno de discusión.

    La opinión en torno de un supuesto «acoso» por parte del kirchnerismo se da en un momento muy delicado para el campo, ya que la crisis internacional dejó fuera de la agenda los reclamos de la Mesa de Enlace, y el gobierno nacional se dedica ahora a lanzar anuncios para el sector sin mediación de rondas de consulta con la dirigencia agropecuaria. Tales fueron los casos de los últimos subsidios y del acuerdo lácteo.

    A su vez, los ruralistas sufren quiebres en el frente interno, con cruces de posiciones principalmente sostenidos entre CRA -de línea más conservadoray Federación Agraria -representante de los pequeños productores-.

    Las frases del vice de CRA Néstor Roulet subrayando el rol del «Ejército, la Iglesia y el campo» en la formación de la Nación hicieron saltar de sus sillas a varios dirigente de la FAA la semana pasada. Luego, Roulet salió a aclarar que sus dichos fueron sacados de contexto, pero subyace igualmente una tensión entre los extremos ideológicos que integran la Mesa de Enlace. Otro punto de discordia que no tiene solución a la vista es el proyecto de ley de arrendamiento que promociona la FAA, e incluye una fijación de los contratos hasta 5 años, una opción que preocupa a los terratenientes vinculados mayoritariamente con CRA.

    A su vez, la FAA tiene sus propias peleas, que no fueron acalladas tras la reelección de Eduardo Buzzi al frente de la entidad por un año más. De fondo, De Angeli sigue apostando a su futuro político y no demuestra toda la linealidad que desea la cúpula de la entidad a nivel nacional.
  • Dejá tu comentario