Perdió Argentina juicio en el CIADI

Economía

• Trascendió ayer la decisión del CIADI, el tribunal del Banco Mundial, de aceptar avanzar con la demanda planteada por la empresa Siemens por u$s 418 millones • Es por la anulación del contrato para confeccionar los DNI en la gestión De la Rúa • La Argentina en su defensa había planteado que debía tratarse la causa en la Justicia argentina, lo que fue rechazado y en definitiva es lo que permite anticipar que habrá otro fallo en contra del país en el CIADI • No será el único, ya que la norteamericana CMS fue la primera en obtener sentencia a favor • Es sugestivo que el gobierno no haya dado a conocer ningún comunicado respecto de esta derrota judicial • Lo paradójico es que Siemens hoy es el grupo que está construyendo las plantas termoeléctricas Manuel Belgrano y San Martín en Santa Fe y Campana, respectivamente • Es que el gobierno no tuvo opción al contratarla ante la inevitable crisis energética que sobrevendría en 2008 o 2009 sin estas dos plantas (y por más que el clima ayudara, como sucedió hasta ahora) • Pero en paralelo esta causa avanza y ahora la única duda es cuándo se pronunciará el tribunal del Banco Mundial contra la Argentina • ¿Habrá incidido esto también en la reciente embestida de Néstor Kirchner contra organismos como el propio Banco Mundial y hasta la Organización Mundial del Comercio por informes que dieron a conocer? • Lo concreto es que la posición argentina es apelar siempre y postergar lo máximo posible las sentencias definitivas • Pero fuera de ello, es un antecedente para las más de 30 causas pendientes de resolución en ese tribunal arbitral • El monto inicial de la demanda de Siemens fue de u$s 418 millones, pero trascendió que bajó ahora a u$s 208 millones • En simultáneo, la construcción de las dos plantas termoeléctricas que está haciendo la empresa alemana implican un costo casi siete veces mayor, de u$s 1.400 millones, y de las que depende el país para que no haya crisis energética en los próximos dos años.

Se conoció ayer al decisión del CIADI, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, de aceptar ser jurisdicción de la demanda de la empresa alemana Siemens contra la Argentina. La raíz de aquélla es la anulación del contrato de confección de los DNI para 24 millones de personas que se decidió en la gestión de Fernando de la Rúa y que inmediatamente generó el juicio contra el país ante este tribunal que se desenvuelve bajo la órbita del Banco Mundial.

La resolución que trascendió está contenida en un documento (ver texto completo en www.ambitoweb.com.ar) que consta de 82 páginas. En octubre de 2005 se efectuaron las audiencias en Washington por esta demanda, lo que movilizó a la Procuradoría General del Tesoro a cargo de Osvaldo Guglielmino a esa ciudad. La intención oficial, al igual que en las causas que presentan bonistas en diferentes tribunales del exterior por el default, fue la de ganar tiempo. Y en cierta medida lo lograron hasta esta decisión que trascendió ayer.

  • Importancia

    La posición de la empresa alemana, a diferencia de otros juicios contra la Argentina en el CIADI, fue que se trató de una ruptura de contratoy no generada por la salida de la convertibilidad. Este argumento tiene una importancia no menor ya Fernando de la Rúa que buscan no sólo plantear diferencias con otras causas, sino escapar a las leyes de emergencia dictadas tras la crisis de 2001.

    Hubo inicialmente 37 demandas contra la Argentina en el CIADI. La primera resolución fue en 2004, cuando el gobierno fue obligado a pagar u$s 132 millones a la norteamericana de energía CMS. La Argentina apeló la decisión.

    El monto del reclamo de Siemens asciende a u$s 418 millones, pero, en realidad, no significa que sea lo que defina el CIADI en su laudo. Trascendió ayer que podría reducirse a u$s 208 millones en el fallo definitivo. De hecho, en el caso de CMS, lo solicitado como compensación era prácticamente más del doble de lo que finalmente se definió. Esto, la «quita» de más de 50% respecto del monto reclamado, fue visto en el momento del fallo como un éxito en los abogados del país.

    Casualmente -o no-, hace tan sólo cuatro semanas, Julio De Vido estuvo en Alemaniay concurrió a visitar una de las plantas de Siemens.

    Es que este consorcio ganó el año pasado la licitación para la construcción de plantas termoeléctricas de ciclo combinado en Campana y en Timbúes, a pocos kilómetros de Rosario. Pero, a diferencia de otros casos, el juicio avanza en paralelo.
  • Dejá tu comentario